Casemiro es el estilo

Empezó como secundario, pero ha jugado los últimos ocho partidos completos y Benítez planea mantenerle como titular en el clásico

Casemiro, ayer en Valdebebas
Casemiro, ayer en Valdebebas

Parecía un recurso. Una alternativa cuando el marcador o el escenario invitaran a reforzar la defensa o las rotaciones afectaran a los centrocampistas titulares. Todo eso parecía, pero la realidad es que Casemiro ha pasado de secundario a titular indiscutible para Benítez, que ve en el brasileño todo lo que le gusta. «Si quiere meter músculo y equilibrio pondrá a Casemiro, que le da consistencia, fuerza y dominio de los balones aéreos. Es muy completo», apunta Santi Aragón, que sabe lo que es ser centrocampista en el Real Madrid. «Tiene muchas cualidades y una virtud muy buena: que escucha», decía no hace mucho Benítez de Casemiro, al que hoy planea poner otra vez como titular. El brasileño ha jugado los últimos ocho partidos completos, sin un minuto de descanso, porque equilibra al equipo, trabaja en la recuperación y hace de guardaespaldas de los medios ofensivos. Música celestial para un técnico como el actual del Real Madrid, al que le gusta construir sus equipos desde los cimientos. Además de energía y sudor, el ex del Oporto le ofrece inteligencia táctica y la calidad suficiente para iniciar el ataque. Acumula dos asistencias en lo que va de temporada y los compañeros parecen sentirse más seguros si lo tienen cerca.

Con toda la plantilla disponible y en casa, parecía llegado el momento de que el brasileño dejara su sitio en el medio, pero esto no va a ocurrir tan fácilmente. Benítez se siente seguro con Casemiro en el campo, en lo que es hasta ahora una de las señas de identidad del nuevo proyecto con respecto a los anteriores. Rafa cree que el equipo puede salir al ataque también con un mediocentro eminentemente defensivo, en contra de los que le critican que, al final, sea un jugador de «trabajo» el que marque el estilo.

«Es un futbolista que Benítez va a utilizar en muchos partidos, aunque con el Barcelona, que es un día para tener el balón, quizá sea mejor un centrocampista con más fútbol. Casemiro es más para protegerse», añade Aragón, pensando en Modric y Kroos como el doble pivote ideal para mirar a los ojos al conjunto de Luis Enrique esta tarde. Benítez ha sido fiel a sus ideas desde que llegó al Real Madrid y a él, el cuerpo le pide tener un futbolista como Casemiro siempre sobre el césped. Un jugador que encaja perfectamente en su estilo. «Está en la convocatoria, es un jugador importante para nosotros y puede jugar», se limitó a afirmar ayer.