Casillas sigue de titular

El técnico del Real Madrid no quiere dar pistas a Simeone
El técnico del Real Madrid no quiere dar pistas a Simeone

El técnico del Real Madrid desveló sin ambages que el mostoleño será quien juegue la Supercopa de España y, fue más allá, expresó que «nadie echó a Diego López».

Carlo Ancelotti quiero zanjar el lío en la portería que tiene organizado el Real Madrid por segundo verano consecutivo. Y hoy ha dejado claro que Iker Casillas será el portero de la Supercopa de España, tal y como lo fue en la de Europa la pasada semana ante el Sevilla. Además, alumbró al personal y desechó que alguien hubiera echadio a Diego López sino que el guardameta gallego fue el que quiso marcharse.

«Mañana juega Iker (la ida de la Supercopa ante el Atlético) porque está bien, entrenando bien y tiene la confianza de todos. De momento juega y para los próximos partidos ya veremos", añadió el técnico madridista sin querer desvelar aún qué portero comenzará la Liga.

Respecto a la marchar de Diego López al Milan tras el fichaje de Keylor Navas, desveló: «Diego López ha decidido irse, ninguno ha hablado de echarle. Ha buscado una buena oportunidad, ha decidido buscar equipo. No es ninguna relación con lo deportivo. El año pasado tuvimos dos buenos porteros y este año también los tenemos. No pidió quedarse en este equipo».

En cuanto al resto del equipo que se enfrentará al campeón de Liga, Ancelotti no quiso dar ninguna pista a Simeone del once que jugará. «No he decidido el once todavía, pero en la portería va a jugar Iker», desveló Ancelotti en la conferencia de prensa previa al duelo.

«No hay un favorito para esta final»

Por otro lado, Carlo Ancelotti descartó que la final de la Supercopa de España que mañana vive su primer capítulo en el estadio Santiago Bernabéu ante el Atlético de Madrid, tenga "un favorito"y destacó la continuidad de estilo de su rival bajo la dirección del argentino 'Cholo' Simeone. (Efe)

"Es difícil decir un favorito porque estamos en pretemporada, todavía la temporada realmente no ha empezado. No se sabe realmente quien está en mejor condición física. No hay un favorito para esta final que se juega en dos partidos", dijo en rueda de prensa.

Pese a los fichajes del Atlético de Madrid y la marcha de jugadores importantes, Ancelotti se mostró convencido de que mantendrá su seña de identidad. "Es un equipo que ha cambiado un poco, ha fichado jugadores importantes y no va a cambiar el estilo ni su manera de jugar. Como siempre fue el año pasado, será un partido complicado".

«Di María está disponible como el resto»

El técnico sigue contando con el argentino Ángel Di María, a quien no renunciará hasta el 31 de agosto, fecha del cierre de mercado. "Di María está disponible como el resto. Tenemos toda la plantilla lista para jugar y tiene oportunidad de empezar el partido como los otros. No voy a poner el mismo equipo en los dos partidos, del que juegue mañana cambiará un poco el viernes".

"Por este tema no voy a perder la concentración que tengo para este partido. No sé qué ha decidido Di María. En este momento sé que está entrenando y listo para jugar el partido de mañana en el que nos puede ayudar. Hasta el 31 agosto tenemos que tener esta línea, después todo se va a aclarar si se queda o si se va", explicó.

El técnico madridista aseguró que la llegada de nuevos jugadores no cambiará el sistema. "No estoy pensando un cambio de sistema respecto al año pasado. Nos dio buenos resultados. Puede ser que en un partido algo pueda cambiar, pero solamente en momentos particulares. La idea general será la misma que el año pasado", dijo.

Espera Ancelotti un Bernabéu con "un ambiente fantástico"en el primer partido en su estadio, convencido de que la "afición va a ayudar". Verá como una de las principales novedades al alemán Toni Kroos, al que elogió. "Nos da más calidad al equipo, más capacidad de tener posesión eficaz y dar verticalidad al juego para los delanteros junto a su experiencia en el campo".

"Tenemos un equipo mejor que el año pasado porque hemos fichado tres jugadores que dan más calidad. Después para disfrutar esta calidad hay que trabajar y sacrificarnos como hicimos el año pasado. No ha sido una pretemporada simple pero cuando empieza la competición el equipo está listo, no tenemos lesiones", añadió convencido de que "el partido decisivo no es mañana, es en el Calderón el viernes".