Champions League

Casillas y nada más

Iker y Navas se ejercitan durante el entrenamiento de ayer
Iker y Navas se ejercitan durante el entrenamiento de ayer

«He decidido no volver a hablar de los porteros», dice Ancelotti, que reconoce estar harto del debate que hay en torno a la portería de su equipo. El técnico tiene claro que su guardameta titular es, de momento, Casillas y que él no va a aportar ni una sola sílaba más al ruido externo. «El debate de la portería para mí está cerrado, no tengo que cerrarlo con mi palabra. Quiero ser claro, en nuestro equipo no existe ese debate y no lo voy a alimentar fuera», explicó el técnico, tranquilo, pero siempre más serio cuando este asunto aparece en sus conferencias de prensa. Ancelotti no se ha planteado cambiar de titular en esa posición, porque entre otras cosas, ve a Iker muy capacitado para remontar las críticas y cambiar la opinión que el público expresó en el derbi: «Tiene una experiencia y un carácter que conoce muy bien esta situación y creo que la va a arreglar sin problemas. La afición sigue lo que pasa en el campo y lo que hacen los jugadores. Si jugamos bien, estarán con nosotros, y si jugamos mal, piden más de nosotros. No es una cosa tan rara, es normal», concluyó en busca de ponerle sosiego al asunto.

Casillas volverá, sólo tres días después, al césped en el que fue censurado de forma rotunda por primera vez en sus 15 años en el Real Madrid. Y en la competición donde el año pasado levantó la «Décima» tras una final que se complicó con un error suyo. Él reconoce que no está en su mejor momento y acepta las críticas, pero ha llegado a un momento complicado en el que no le hace falta fallar para que su afición le ponga en duda. Le marcan casi cada vez que le chutan y le está costando recuperar las buenas sensaciones.

Casillas reconoce el derecho del público a quejarse y el suyo a seguir trabajando como única forma de volver a convencer a la afición. Ancelotti ya lo está y por eso insiste una y otra vez en que su portero titular es Iker, y que el único debate que existe ahora mismo de puertas para adentro es: Casillas y nada más. Fuera, en el entorno, cada una de sus acciones se compara con lo que podría haber hecho Diego López de no haber salido en dirección al Milan, o con la forma en la que reaccionaría a cada disparo Keylor Navas si fuera el titular de la portería. Mucha presión añadida para el capitán, que hoy se cita de nuevo con el Santiago Bernabéu. Si vuelven las paradas, volverán los aplausos.