Cristiano, de otro planeta (2-3)

Ronaldo celebra su tercer gol
Ronaldo celebra su tercer gol

Cuando Suecia dio la vuelta al marcador con dos goles de su estrella Ibrahimovic, la selección portuguesa estaba en el alambre, pese a que Cristiano ya había dejado su impronta con un tanto de su firma. El partido parecía más cerca del corazón y del empuje sueco que de la mayor calidad de los lusitanos, que hasta ese momento habían controlado el juego y se habían mostrado como un bloque con las ideas más claras. Y entonces apareció como un torrente un descomunal Ronaldo, que marcó dos golazos y compró el billete para que su selección esté en Brasil el próximo año.

Cristiano Ronaldo, primer aspirante al «Balón de Oro», igualó con el máximo goleador portugués de la historia, Pauleta, y ratificó que es el jugador más en forma del momento. Cuando peor lo pasaban los suyos, él decidió en dos contragolpes. Dos minutos claves para voltear el marcador. Dos acciones individuales de un genio del fútbol en las que puso velocidad para ganar a los defensores y colocación para enviar el balón muy lejos de Isaksson.

Cristiano, que en la primera parte no había estado fino en los remates –un cabezazo mal dirigido y un remate desviado–, apareció cuando más le necesitaban sus compañeros y su técnico, Paulo Bento. Porque Suecia, sin hacer nada del otro mundo, con ese juego previsible, bastante rudimentario y sin ideas –salvo las que aporta su genio Ibrahimovic– había conseguido meterse en el partido con dos tantos de estrategia. Un saque de esquina y una falta le habían permitido a Ibrahimovic marcar dos goles, llenar de dudas a los portugueses, que hasta entonces lo tenían todo bajo control, y hacer soñar a los aficionados que poblaban el estadio de Solna.

Pero no. Cristiano Ronaldo dijo «aquí estoy yo» y encontró las soluciones para que Portugal viviese con tranquilidad, pese al empuje del rival el último tramo del partido. Tres goles bastante parecidos, en donde la velocidad de «CR7» fue clave. Los suecos pecaron de inocentes y le dejaron iniciar la carrera con ventaja. Está en forma, corre, se pega con los defensores y es el referente de su selección como lo es en el Real Madrid.

La clasificación de Portugal para su sexto Mundial es justa. En los dos encuentros ha sido mejor que Suecia y en el duelo individual entre Cristiano e Ibrahimovic, el portugués ha sido muy superior. El sueco despertó ayer y con sus dos fogonazos abrió la esperanza para una selección que es inferior, que quiso jugar sus bazas y nunca encontró los espacios y los metros para superar a los defensores portugueses. Kallstrom fue un maestro de ceremonias de segunda fila y no pudo con Moutinho y Meireles. Fueron tímidos y limitados los suecos ante unos portugueses que encontraron en Ronaldo a su guía, a su profeta.



FICHA TECNICA.

--RESULTADO: SUECIA, 2 - PORTUGAL, 3 (0-0 al descanso).

SUECIA: Isaksson, Lustig, Nilsson, Martin Olsson, Antonsson, Elm (Anders Svensson, min.46), Kallstrom, Larsson (Gerndt, min.90), Kacaniklic (Durmaz, min.82), Ibrahimovic y Elmander.

PORTUGAL: Rui Patricio, Joao Pereira, Pepe, Bruno Alves, Coentrao (Antunes, min.52), Veloso, Meireles (William, min.73), Moutinho, Nani, Cristiano Ronaldo y Almeida (Ricardo Costa, min.82).

--GOLES:

0-1, min.50: Cristiano Ronaldo.

1-1, min.68: Ibrahimovic.

2-1, min.72: Ibrahimovic.

2-2, min.77: Cristiano Ronaldo.

2-3, min.79: Cristiano Ronaldo.

--ARBITRO: Howard Webb (ING). Amonestó a Martin Olsson (min.54), Anders Svensson (min.61), Kallstrom (min.69) y Antonsson (min.84) por parte de Suecia; y a Nani (min.59) por parte de Portugal.

--ESTADIO: Friends Arena.