Cristiano no tuvo piedad del Atlético

El Real Madrid fue muy superior en la despedida del Calderón, en la que el portugués sentenció con tres goles. Los de Simeone, perdidos

Ronaldo celebra el tercer gol
Ronaldo celebra el tercer gol

El Real Madrid fue muy superior en la despedida del Calderón, en la que el portugués sentenció con tres goles. Los de Simeone, perdidos

La despedida y cierre de los derbis ligueros en el Calderón respondió a las expectativas levantadas. El pinchazo del Barcelona en su casa añadía, además, una gota de picante a un partido que para el Atlético tenía casi tintes dramáticos mientras que el Madrid lo encaraba con más tranquilidad, aunque Zidane estaba en el ojo del huracán porque, pese a sus 28 partidos sin perder, el juego había sido irregular y sin la consistencia deseada por el madridismo. Sin embargo, se reivindicó como técnico y el equipo se marcó un partido muy serio, muy bien jugado y de futuro campeón.

Cristiano hizo los goles, Isco puso el fútbol y para el Atlético fue una noche triste, una despedida que no estaba, quizá, en el guión de Simeone, pero que se correspondió al mejor juego del Madrid en el primer tiempo y a la impericia del Atlético en la segunda parte, cuando espabiló, se dejó los miedos y las imprecisiones en la caseta, buscó la portería de Navas y se encontró con un penalti de Savic a Cristiano, que el portugués marcó ante Oblak –como sucedió en mayo en Milán– y que cerró un partido al que Cristiano le puso la guinda con otro gol. Marcó de falta, de penalti y con la derecha para escarnio de los rojiblancos.

El Madrid fue mejor, superior en todas las facetas y sólo lo pasó regular cuando Griezmann y Koke se juntaron. Un espejismo porque ni Correa ni Gameiro vieron la luz en un equipo sin rumbo ante un rival muy serio en defensa, con Modric e Isco a los mandos y con Cristiano Ronaldo como ejecutor de un triunfo que da brillo al equipo y reivindica a Zidane.

El francés fue consecuente. Ni Sergio Ramos ni Benzema. Su compatriota tuvo minutos cuando a Isco le entró el agotamiento después de marcarse un partidazo. Al capitán no se le echó en falta porque Nacho demostró su calidad, su velocidad y su anticipación. Lo mismo que Varane. No hubo fisuras en defensa y Keylor vivió un placentero partido. Tiros de lejos y poco trabajo para el de Costa Rica. Carvajal, muy correcto, y Marcelo, un torbellino. Sus centros, sus roscas, siempre buscaron a Cristiano o la cabeza de Bale. Un puñal por la izquierda y un suplicio para Juanfran, Gabi o Saúl. Por allí llegó el tercer tanto tras una espectacular carrera del ciclón de Gales.

El Madrid ofreció anoche una de sus mejores versiones de la temporada. Necesitaba reivindicarse ante los escépticos y la verdad es que todo salió bien. El primer tiempo fue perfecto y en la segunda parte –cuando el juego estaba más equilibrado– llegaron sus goles. El Atlético quiso dar la cara hasta el final, pero cuando Cristiano marcó el segundo tanto desde los once metros, la suerte estaba echada.

Zidane le ganó la partida a Simeone. El Atlético no estuvo a la par que su enemigo –la superioridad fue manifiesta– y el Real Madrid dio un puñetazo sobre la mesa de la Liga. Al Atlético se le alejan los sueños.

Así ha sido el partido en directo

0 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Gabi; Saúl, Gabi (Correa, m. 61), Koke, Carrasco; Griezmann y Fernando Torres (Gameiro, m. 61).

3 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo; Kovacic, Modric; Lucas Vázquez (Asensio, m. 85), Isco (Benzema, m. 79), Bale; y Cristiano Ronaldo (James, m. 83).

Goles: 0-1, m. 22: Cristiano Ronaldo, de falta directa entre la barrera del Atlético. 0-2, m. 70: Cristiano Ronaldo, de penalti. 0-3, m. 76: Cristiano Ronaldo culmina un contragolpe.

Árbitro: Fernández Borbalán (C. Andaluz). Amonestó a los locales Gabi (m. 25) y Koke (m. 62) y al visitante Cristiano Ronaldo (m. 62).

Incidencias: partido correspondiente a la duodécima jornada de la LaLiga Santander, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 54.000 espectadores. Julen Lopetegui, seleccionador español, presenció el partido desde el palco. EFE