Derbi clave

El vestuario del Barça ve la visita al Espanyol como el partido más complicado de lo que resta de temporada

Luis Suárez y Messi, en el entrenamiento de ayer
Luis Suárez y Messi, en el entrenamiento de ayer

El vestuario del Barça ve la visita al Espanyol como el partido más complicado de lo que resta de temporada

El día después del sorteo de «Champions», el Barça se juega media Liga en el derbi de la Ciudad Condal. Restan seis jornadas para el final del campeonato y la visita al Espanyol es para el vestuario culé el desplazamiento más complicado en lo que resta de temporada, ya que se piensa que en el viaje al Calderón los rojiblancos tendrán ya asegurada la tercera plaza. Pero no sólo los culés se juegan cosas. El Espanyol persigue el séptimo puesto para completar una temporada sobresaliente.

«A estas alturas del campeonato nos favorece jugar el derbi. Estamos bien físicamente y el haber tenido un día más de descanso se nota mucho», afirmó Luis Enrique intentando apartar la eliminatoria de la Copa de Europa. El Barça pretende dejar la Liga casi sentenciada antes de la eliminatoria ante el Bayern de Guardiola. Hasta entonces juega tres partidos –ver gráfico– y el más complicado es el de hoy. Todo el entorno cuenta con los seis puntos frente a Getafe y Córdoba antes de recibir a los alemanes. El Madrid, antes de medirse a la Juve, tiene sus dos viajes más complicados. Mañana juega en Vigo y, después de recibir al Almería el miércoles, viaja al Pizjuán. La visita a Sevilla está marcada en el calendario de los azulgrana como una fecha definitiva. «Lucho» se muestra ambicioso: «Sabemos que vamos a un territorio hostil y que habrá dificultades. Lo que tenemos que hacer es mantener nuestro fútbol». Para eso no faltará nadie en Cornellá. Se repetirá el once que eliminó al París Saint Germain con la única incorporación de Bravo por Ter Stegen en la portería.

El Espanyol pretende repetir el primer tiempo que jugó meses atrás en el Camp Nou. Los «pericos» fueron derrotados por 5-1, pero en los 45 minutos iniciales generaron muchos problemas al Barça, hasta que apareció Messi. El equipo de Sergio González llega al tramo definitivo en el mejor momento de la temporada. Acumulan seis jornadas sin perder y han sumado diez de los últimos 18 puntos. Sergio García es la principal amenaza para los azulgrana. «El tridente del Barcelona no me quita el sueño. Todos son grandísimos jugadores y futbolistas de otro nivel, pero estoy convencido de que tenemos armas suficientes para pararlos», asegura el técnico blanquiazul.

Espanyol: Kiko Casilla; Arbilla, Álvaro, Héctor Moreno, Duarte; Lucas Vázquez, Cañas, Abraham, Víctor Álvarez; Sergio García y Caicedo.

Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic; Messi, Suárez y Neymar.

Árbitro: Mateu Lahoz (colegio valenciano).