Atlético de Madrid

El Wanda Metropolitano acogerá la final de Champions de 2019

El nuevo estadio del Atlético será la sede del partido decisivo de la Liga de Campeones de 2019 en su segunda temporada de vida

Aficionados atléticos en el interior del Wanda Metropolitano
Aficionados atléticos en el interior del Wanda Metropolitano

El nuevo estadio del Atlético será la sede del partido decisivo de la Liga de Campeones de 2019 en su segunda temporada de vida.

Madrid no tiene Juegos Olímpicos, pero tiene asignada la final de la Liga de Campeones. Allí donde iba a levantarse el Estadio Olímpico se sitúa el Wanda Metropolitano y la nueva casa del Atlético fue elegida ayer por la UEFA, en Nyon, para ser la sede del encuentro decisivo de la Champions el 1 de junio de 2019.

El rojiblanco es el último gran estadio europeo. Un recién nacido inaugurado el pasado sábado que ya tiene su gran partido previsto para la próxima temporada. Será la primera vez que se dispute una final internacional en Madrid y no se juegue en el Santiago Bernabéu. El estadio madridista fue la sede de las finales de 1957, 1969, 1980 y 2010, además de la Eurocopa’64 y el Mundial’82. La de 2019 será la octava final que se dispute en España. El Sánchez Pizjuán de Sevilla acogió la final de 1986 y el Camp Nou, las de 1989 y 1999. El Pizjuán aspiraba también a acoger la final de la Liga Europa la próxima temporada, pero fue el Estadio Olímpico de Bakú (Azerbayán) la sede elegida.

«Hemos hecho un gran trabajo, un gran esfuerzo y hemos construido un gran estadio, muy bueno y muy importante para albergar una final de Champions», asegura el presidente del Atlético, Enrique Cerezo. «Para el Atlético sería una satisfacción grande estar en esa final, pero también lo es, llegue el equipo que llegue, que sea el escenario de esa final. Estamos muy agradecidos y muy contentos con la decisión de la UEFA, por dos razones. Una, por el Atlético. Y otra, por Madrid, que es una ciudad magnífica y cosmopolita, que acoge a todo el mundo con los brazos abiertos y con una gran alegría y simpatía», añadía el dirigente rojiblanco.

Además de los 68.000 asientos del Metropolitano, la UEFA ha valorado favorablemente la facilidad de acceso para discapacitados, así como la calidad de las zonas de vestuarios, aseos y salas de primeros auxilios y control de dopaje. No ocurrió así con la zona VIP. La facilidad de evacuación en caso de emergencia también fue tenida en cuenta por la UEFA. El Atlético aspira ahora a estar presente en la primera final que se dispute en su estadio. «Pero primero queremos estar en Kiev este año», dice Cerezo.