Eurocopa

España se estrenará con lluvia, viento moderado y unos 26 grados

La selección española de fútbol se estrenará en el Mundial de Brasil el próximo viernes 13 de junio con lluvias débiles, viento moderado y una temperatura de unos 25 a 27 grados centígrados.

La selección española de fútbol se estrenará en el Mundial de Brasil el próximo viernes 13 de junio con lluvias débiles, viento moderado y una temperatura de unos 25 a 27 grados centígrados, informa Ep.

Según ha informado la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals, este viernes en la ciudad brasileña de Salvador de Bahía, donde España se batirá contra Holanda, habrá lluvias débiles que dejarán aproximadamente un litro por metro cuadrado cada seis horas y que, a lo largo del día, acumularán unos cinco litros por metro cuadrado.

"Todos los modelos dan lluvia. Es temporada de lluvias en esa zona de Brasil", según ha comentado Casals que ha añadido que las mínimas serán de unos 21 grados grados centígrados y que soplarán vientos moderados. Además, ha añadido que en los siguientes días también se esperan precipitaciones que, en todo caso serán de carácter débil.

La portavoz ha agregado que, del mismo modo, en Curitiba, ciudad en la que aloja la delegación española, también habrá precipitaciones todos los días aunque "poca cantidad"y los termómetros serán algo más frescos, ya que las máximas se situarán en unos 16 ó 17 grados centígrados.

Se trata de una ciudad de montaña, a 900 metros sobre el nivel del mar. Casals ha dicho que esta semana en Curitiba los termómetros marcarán 18 grados centígrados; el martes 15C; el miércoles, 17C; el jueves 19C y el viernes tendrán 21 C, informa Efe.

España afrontará en Brasil 2014 el desafío más grande de la historia, con el reto de ser la primera selección europea en ganar el Mundial en suelo americano y emular a Brasil e Italia, los únicos equipos que fueron capaces de ganar el torneo en dos ediciones consecutivas, hace ya más de medio siglo.

Ya concentrada en Curitiba desde la pasada noche (madrugada en España), ahí aspira la campeona del mundo de 2010, en Sudáfrica, un bloque incontestable no sólo en esa cita, sino también en las dos Eurocopas más recientes, en Austria y Suiza 2008 y en Polonia y Ucrania 2012, en las que ocupó el primer escalón del podio, el mismo objetivo que se plantea en el torneo intercontinental en Brasil.

En las 19 ediciones anteriores, el camino de los dos trofeos seguidos ya lo han trazado Italia y Brasil en una ocasión. La primera lo logró entre Italia 1934 y Francia 1938, capitaneada por Giuseppe Meazza cuando redondeó esa hazaña con la victoria el 19 de junio de 1938 ante Hungría (4-2) en el estadio Olímpico de París.

Brasil repitió esa proeza entre Suecia 1958 y Chile 1962, con Pelé, Garrincha, Didi, Vavá, Gilmar, Mario Zagallo, Nilton Santos, Djalma Santos... En el primer torneo superó en la final a Suecia por 5-2 en Solna, el 29 de junio de 1958; en el segundo doblegó a Checoslovaquia (3-1) en Santiago de Chile, el 17 de junio de 1962.

Además, ninguno de los diez títulos mundiales europeos ha sido en América. Ni los cuatro de Italia (Alemania 2006, España 1982, Francia 1938 e Italia 1934) ni los tres de Alemania (Italia 1990, Alemania 1974 y Suiza 1954) ni el de España (Sudáfrica 2010) ni el de Inglaterra (Inglaterra 1966) ni el de Francia (Francia 1998).

Todos los precedentes anteriores en ese continente, siete, para los equipos europeos terminaron sin el campeonato. Brasil se impuso en tres de ellos (Estados Unidos 1994, México 1970 y Chile 1962); Argentina en dos (México 1986 y Argentina 1978) y Uruguay en otros dos (Brasil 1950 y Uruguay 1930). Todos fueron ganadores americanos.

Ese es ahora el reto para España. Una enorme prueba que no superaron muchas de las selecciones más recordadas de la historia. Desde Yugoslavia en Montevideo en 1930 hasta la Italia de Franco Baresi, Paolo Maldini y Roberto Baggio, subcampeona en Estados Unidos 1994, un torneo ganado por Brasil, pero con los otros siete cuarto finalistas de esa cita procedentes del continente europeo.

También fallaron en esa meta España en Brasil 1950, con nombres como Ramallets, Zarra, Gainza o Silva; Checoslovaquia, Hungría o Yugoslavia en Chile 1962; Italia, con Gigi Riva, Gianni Rivera o Sandro Mazzola, o Alemania, con Sepp Maier, Franz Beckenbauer, Berti Vogts o Gerd Muller, en el Mundial de México 1970.

Igual que la Holanda de Johan Neeskens o la Italia de Dino Zoff y Roberto Bettega en Argentina 1978, con el título para la selección 'albiceleste'; o la Alemania de Lothar Matthaus y Karl-Heinz Rummenigge, la Francia de Jean Tigana y Michel Platini o la Bélgica de Jean Marie Pfaff o Enzo Scifo en la cita de México 1986.