Fútbol

Islam Slimani, el goleador del desierto

Islam Slimani celebra uno de sus goles ante el Oporto
Islam Slimani celebra uno de sus goles ante el Oporto

Con la agresividad y temperamento de los chacales del desierto de su Argelia natal, Islam Slimani es seguramente el delantero más temido en Portugal.

Con la agresividad y temperamento de los chacales del desierto de su Argelia natal, Islam Slimani es seguramente el delantero más temido en Portugal, sobre todo después de los dos tantos que anotó anoche a Íker Casillas y que dieron el liderato al Sporting de Lisboa.

Ya acumula 10 en 14 partidos el campeonato luso, tres menos que el líder de los goleadores, el brasileño Jonas (Benfica), y no se cansa de anotar en citas cruciales.

En mayo del 2015 fue determinante en la épica final de la Copa de Portugal vencida por "los leones"y anoche repitió rol en un estadio José Alvalade a rebosar.

Un inapelable cabezazo en el minuto 27 y un trallazo en el 85 en un uno-contra-uno ante Casillas aniquilaron al hasta entonces líder Oporto y encumbraron al Sporting, que no gana una Liga desde hace 14 años, hasta el primer puesto del torneo de la regularidad.

"Los remates de cabeza son mi punto fuerte, son una arma que utilizo bien", ha explicado Slimani, cuyo salto y potencia de remate está a la altura de los mejores.

Pero el delantero (1,87 metros) también sabe rematar bien con los pies y utilizar el derroche físico para desgastar defensas.

En el segundo, hizo gala de su potencia y velocidad. Se desmarcó y fusiló a Casillas después de recibir un buen pase del costarricense Bryan Ruiz.

La evolución de Slimani desde que llegó a Portugal en el 2013 como un delantero desconocido ha sido sobresaliente.

El internacional argelino, de 27 años, cumple su tercera temporada en el Sporting, club que le fichó del CR Belouizdad de su país.

El considerado mejor futbolista de Argelia en 2013 tuvo pocos minutos en los primeros meses.

No obstante, cerró la temporada 2013-2014 de forma notable al sumar ocho goles ligueros, muchos de ellos decisivos, logrados en 26 partidos, de los cuales 16 los comenzó como suplente.

En la temporada 2014-2015 se estableció como titular y mejoró sus registros: 12 tantos en Liga.

Si no ocurre ningún contratiempo, el ariete pulverizará hasta el final de este curso esa marca y establecerá un nuevo récord personal.

Slimani, que trabaja desde junio pasado con el prestigioso entrenador Jorge Jesús, está en el radar de clubes europeos y ya ha recibido elogios de exitosos técnicos.

"Es un ariete muy agresivo, le gusta marcar goles y es rápido (..) pero, al mismo tiempo, es rápido en el juego aéreo", analizó José Mourinho cuando comentaba el Mundial del 2014.

En ese torneo, Slimani fue clave con dos goles que ayudaron a que Argelia se clasificase a los octavos de final del Mundial, en los que fue eliminada por Alemania, a la que forzó a jugar una diputada prórroga.

En la primera fase, Slimani anotó el 0-1 en la abultada victoria ante Corea del Sur (2-4) y logró, de cabeza, el solitario gol que tumbó a Rusia y selló el pase a los octavos de la selección norteafricana.

Después del torneo, ofertas del Leicester inglés y del Trabzonspor turco le llevaron a declararse en rebeldía para forzar su traspaso en agosto.

Pero la "mano dura"del presidente Bruno de Carvalho le hizo reconsiderar su posición y el argelino pidió perdón para poder ser reintegrado.

Slimani renovó su contrato en agosto del 2015 hasta el 2020, aunque mantuvo su cláusula de rescisión en 30 millones de euros. Informa Efe.