La Generalitat cobrará los extras de seguridad al Barça y al Espanyol

La Generalitat cobrará los gastos extras en seguridad que originen los partidos del Futbol Club Barcelona y el Real Club Deportivo Espanyol porque sean calificados de riesgo y que estima en unos 200.000 euros anuales.

El conseller de Interior, Ramon Espadaler, ha anunciado hoy que a la tasa por la prestación de servicios policiales en acontecimientos públicos "se le aplicará un supuesto nuevo que consiste en tasar el diferencial que existe entre un partido de fútbol ordinario y aquellos que son catalogados de alto riesgo y facturarlo a los equipos que los organicen".

El conseller ha hecho este anuncio durante la exposición de los presupuestos de su departamento para el próximo año.

Espadaler ha querido dejar claro que esta tasa no afecta a eventos deportivos de carácter aficionado. "Que estén tranquilos", ha añadido.

"Afectará muy fundamentalmente al fútbol y en concreto a dos clubes", ha concretado el conseller de Interior, que ha descartado aplicarla a otros eventos deportivos.

En declaraciones a los medios, Espadaler ha explicado que esta tasa "está diseñada para el fútbol de primera división que sean catalogados de riesgo y que se financien con entradas y derechos televisivos"y se estaría hablando de unos 10 o 12 partidos, lo que dependerá de los éxitos deportivos del F.C. Barcelona y del RCD Espanyol.

El conseller ha señalado que ha informado a los presidentes de ambas entidades de que la ley de acompañamiento de los presupuestos de este año incorpora esta medida.

"Nadie aplaude -ha añadido Espadaler- cuando le ponen una tasa pero creo que son capaces de entender"que la Generalitat quiera paliar el coste que supone dedicar muchos más agentes de lo que es habitual en los partidos de fútbol y prestar el servicio con normalidad.

Lo que se cobrará dependerá de cuántos agentes de más se dediquen, lo que depende de cada caso -en casos extremos llega a suponer doblar el número de agentes- y el cálculo se hará a partir de la base de 35 euros/hora/mosso.

Hace año y medio, su antecesor en el cargo, Felip Puig, ya planteó imponer una tasa de contraprestación para que la Generalitat cobre a los organizadores de grandes eventos, desde partidos de fútbol hasta grandes conciertos, a cambio de prestar los servicios de seguridad.