FC Barcelona

La revolución de Pedro

El canario marca tres goles en diez minutos, da el pase del cuarto y sufre el penalti del quinto para permitir la remontada del Barcelona en Getafe

Pedro celebra con rabia uno de los tantos con los que destrozó al Getafe
Pedro celebra con rabia uno de los tantos con los que destrozó al Getafe

Una frase y un gesto que representan un cambio. Media hora de diferencia entre ellos. «Estamos muy mal», decía Piqué mientras negaba con la cabeza al ceder el córner que dio origen al segundo tanto del Getafe. En quince minutos, sorpresón en el Coliseum y pelotazo del conjunto madrileño, que había marcado antes porque Lafita y Escudero encontraron un agujero por la parte derecha del reaparecido Alves. Un rato después, Tata Martino protagonizó el gesto: mano cerrada dando puñetazos al aire como si fuera algo sólido; liberación, confirmada con el soplido posterior. Porque entre el lamento de Piqué y el aspaviento de Martino llegó la revolución de Pedro. No estaban Messi ni Neymar, pero sí Pedrito. El canario necesitaba un partido así en una fecha importante. Desde que Leo se lesionó, se ha convertido en el máximo goleador del equipo, pero parte de sus tantos llegaron en Copa contra un Segunda B. Estaba en pleno crecimiento y su actuación de ayer fue un estallido. Pedro pone siempre actitud, pero a veces le falta chispa, aunque tiene una especie de sexto sentido para marcar goles importantes. Su contundencia de ayer sacó al Barcelona de un aprieto y le permitió cerrar 2013 como líder del campeonato, por diferencia de goles con el Atlético de Madrid.

El Barça fue más Pedro que nunca, omnipresente el canario, partícipe de todos los goles de su equipo y socio ideal de Cesc. Pero los importantes fueron los de la primera parte: uno de vaselina (con polémica porque viene de un balón que salió fuera y que Undiano no pitó), otro con la derecha y un tercero con la izquierda tras un error en cadena de la defensa azulona, que sacaron a Martino de un atolladero. Porque se estaba viendo la versión más espesa del Barcelona, lento en el desplazamiento, sufriendo sin balón y sin ideas con él. Marcó dos veces el Getafe y pudo hacerlo una tercera en un contragolpe que desaprovechó Ciprian. Propuso el equipo madrileño un partido abierto al principio y acabó padeciendo en el intercambio de golpes. La banda izquierda comenzó a ser explotada por Alba y Pedro, y por allí llegaron dos de los tres tantos del atacante azulgrana. El otro fue por el centro, tras un pase filtrado milimétrico de Cesc. El «4» fue de menos a más hasta convertirse en una de las figuras de la tarde. Nueve minutos transcurrieron entre la primera y la tercera diana del canario. La rápida remontada cambió la perspectiva de la segunda parte. Lo que podían haber sido 45 minutos de tensión y necesidad, lo fueron de calma. Intentó el Barça ser más ortodoxo, más dominador, con un fútbol más de control, con Iniesta reteniendo pelotas en el centro y sufriendo faltas. Pinto, que había fallado en el tanto de Escudero, sólo tuvo un sobresalto en toda la segunda parte. Diego Castro se coló entre la defensa y remató demasiado cruzado tras regatear a Piqué. Fue una acción importante porque hubiera supuesto el 3-3 y una especie de volver a empezar para el conjunto de Martino. Pero con ese balón fuera se marcharon las esperanzas locales. El partido pasó a ser dominado por Busquets, que, además, vio su quinta tarjeta y se pierde el primer duelo de 2014 ante el Elche. En contraposición, llega limpio al Calderón para hacer frente al Atlético. Pedro y Fàbregas intercambiaron papeles para que el «falso nueve» tuviera su momento goleador, con una volea –en fuera de juego– y con un penalti que Borja le hizo a Pedrito. Cesc participó en tres de los cinco goles y su compañero, en todos. Martino cuenta con otro elemento de peso en el ataque aparte de Messi, Neymar y Alexis para ponerle difícil la decisión de elegir. En realidad, siempre estuvo ahí. «Pedro tiene una gran capacidad de gol y su gran mérito es que nunca baja los brazos. Si le toca jugar está bien y si va al banquillo, cuando sale, también», aseguró el Tata.

Ficha técnica:

2 - Getafe: Moyá; Valera, Alexis, Lisandro, Escudero; Borja, Mosquera; Pedro León, Diego Castro (Sarabia, min. 71), Lafita (Gavilán, min. 80); Ciprian (Colunga, min. 60).

5 - Barcelona: Pinto; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets (Bartra (min. 87), Sergi Roberto, Iniesta; Alexis, Cesc Fabregas (Song, min. 85) y Pedro (Tello, min. 80).

Goles: 1-0, min. 10: Escudero; 2-0, min. 15: Lisandro; 2-1, min. 35: Pedro; 2-2, min. 42: Pedro; 2-3, min. 43: Pedro; 2-4: Cesc Fabregas; 2-5, min. 71: Cesc Fabregas, de penalti.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro). Mostró cartulina amarilla a Dani Alves (min. 31), Piqué (min. 54) y Busquets (min. 86) por parte del Barcelona y a Mosquera (min. 45) y Lisandro (min. 69) por parte del Getafe.

Incidencias: Partido correspondiente a la décimo séptima jornada de la Liga BBVA disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante cerca de 8.000 espectadores.