Messi salda la deuda

El futbolista argentino Leo Messi

Messi y su padre han pagado los cinco millones que adeudaban a Hacienda, tras una querella por fraude fiscal, por lo que han evitado con este "pago reparatorio"que la juez les impusiera una fianza para garantizar su eventual responsabilidad civil.

La jueza de Gavà (Barcelona) que instruye el caso por presunto fraude fiscal contra Leo Messi decidió ayer no imponer una fianza cautelar contra el argentino. El motivo no es otro que el pago, por parte del padre del futbolista, Jorge Horacio, de 5.016.542,27 euros el pasado 14 de agosto en concepto de las obligaciones tributarias que se le requieren por los derechos de imagen no declarados durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009, y los intereses correspondientes. Este pago se une al de 10 millones efectuado hace dos meses para regularizar las declaraciones de renta del jugador de 2010 y 2011.

Tras este último pago, la jueza no encuentra justificación para imponer una fianza, tal y como había reclamado el Abogado del Estado ante una posible fuga de capitales y cambio de nombre de sus bienes. La estrategia del entorno de Leo Messi no es otra que intentar que su padre asuma toda la responsabilidad ante la Fiscalía y evitar así que el jugador sea sometido a juicio.

El auto inicial con el que se destapó el proceso ya apuntaba a Jorge Horacio Messi como el principal inductor del presunto fraude fiscal. Saldando la deuda con la Agencia Tributaria, la intención de Messi es la de rebajar al máximo la pena que pueda imponerle la jueza y minimizar la posible multa a la que deba hacer frente, que podría alcanzar una cantidad que ronde los 30 millones de euros. La buena predisposición del futbolista a saldar sus deudas y cumplir con las obligaciones que se le exigen podría facilitar un pacto entre las partes, lo que reduciría la multa a una cantidad no superior a los 10 millones de euros.

En el comunicado hecho público ayer por el Tribunal de Justicia de Cataluña, en el que se desvela el pago de estos 5 millones de euros, no se aclara si finalmente se aplazará la comparecencia de Messi y su padre ante el juez, tal y como había pedido el abogado del argentino, Cristóbal Martell. La declaración, prevista para el 17 de septiembre, coincide con un juicio en la localidad barcelonesa de Terrassa al que Martell debe acudir. La juez ha trasladado esta petición al resto de las partes implicadas en el proceso –Ministerio Fiscal y Abogacía del Estado– y les ha concedido un plazo de dos días para que se pronuncien, antes de que la propia magistrada acuerde la conveniencia o no de la suspensión de la comparecencia.

La fecha prevista también coincide con la primera jornada de la Liga de Campeones, aunque el Barça no debuta hasta el 18 ante el Ajax en casa, por lo que no habría ningún problema.