Objetivo: 200 goles más

Cristiano Ronaldo renueva con el Madrid hasta 2018. Cobrará 15 millones más variables factibles

Cristiano Ronaldo con Florentino Pérez tras la firma del contrato
Cristiano Ronaldo con Florentino Pérez tras la firma del contrato

Más o menos, todos sabemos hasta dónde podemos llegar. Nuestras fronteras son pequeñas derrotas que vamos aceptando. Luego están los que no son así. Los que son como Cristiano Ronaldo

Más o menos, todos sabemos hasta dónde podemos llegar. Nuestras fronteras son pequeñas derrotas que vamos aceptando. Luego están los que no son así. Los que son como Cristiano Ronaldo. «El club más grande de la historia se ha construido gracias a hombres como Cristiano, que no están dispuestos a rendirse jamás y que no creen en los límites», explicó ayer Florentino Pérez en el acto que confirmaba la renovación del portugués con el Real Madrid hasta 2018, cuando cumpla 33 años. Pasará sus mejores años deportivos en el conjunto español.

«No estoy nervioso, pero para mí no es normal hablar tanto tiempo ante tantos periodistas», explicaba el protagonista en el palco del Bernabéu. Lo suyo no es el palco, donde hay que vestirse de corbata y con unas gafas, como poco, llamativas. Lo suyo es el césped, principalmente la hierba del Santiago Bernabéu. Ya quedaban pocas dudas, pero ayer fueron oficialmente resueltas. Ronaldo llegó en 2009 y el nuevo contrato le ata hasta 2018. Comparte los derechos de imagen con el club y recibirá unos 15 millones de euros más variables factibles, lo que aumentará su sueldo hasta los 17 millones de euros, el futbolista mejor pagado del planeta. Algo de acuerdo a sus méritos. Lleva 204 goles en 203 partidos en sus cuatro temporadas vestido como futbolista del Real Madrid. Llegó un día de verano de 2009 y el estadio se llenó para verlo: «Desde entonces y hasta hoy, Cristiano ha demostrado una entrega máxima, una profesionalidad sin límites, un sacrificio constante, un altísimo nivel de autoexigencia y un inmenso talento que han conquistado el corazón de todos los madridistas», explicó ayer el presidente del club.

Florentino Pérez terminó ayer su trabajo: hacer un equipo competitivo y duradero. Después de Carvajal, Isco, Illarramendi y el largo verano de Bale, lo último que quedaba era firmar la renovación de un futbolista que ya está entre las grandes leyendas del Madrid y que, al ritmo que va, puede terminar su carrera con unas cifras escandalosas.

Cada vez que empieza una temporada, a Cristiano Ronaldo le preguntan por sus objetivos y él repite lo mismo: superar lo conseguido el año pasado. «Quiero marcar más de 200 goles», dijo ayer, después de recordar que estos cuatro años han sido buenos: «Fueron positivos. Si no lo fueran no hubiese renovado. Siempre se puede mejorar y aprender más. No me pongo límites a mí mismo y en los próximos años intentaré hacer el máximo número de goles posibles y ayudar a mis compañeros a lograr títulos. Mi objetivo es siempre dar lo mejor y ayudar al equipo a cumplir los objetivos marcados. Vamos a intentar ganar todos los títulos posibles, como todos los años. Voy a dar siempre el máximo».

El fútbol del portugués ha ido evolucionando y él lo ha hecho fuera del campo. Ahora está concienciado de su responsabilidad como uno de los emblemas del club. «Los récords no son mi prioridad. Lo importante es ganar títulos y después llegarán los trofeos individuales. Lo principal es ganar y jugar como un equipo».

Ser un equipo y ser feliz, estar a gusto. Abrir la puerta del vestuario y sentir el hogar. Eso es mejor que el dinero: «Soy extremadamente feliz. En la vida hay cosas más importantes que el dinero. El dinero es importante, pero no fue la prioridad. Lo fue el proyecto de futuro y estar en el mejor club del mundo. El presidente siempre quiere fichar a los mejores jugadores y este club quiere ganar títulos: me siento integrado en este proyecto. Estoy muy bien aquí. Ésta es mi casa. Mi decisión es estar aquí y jugaré en este equipo quizá hasta que me retire».