Atlético de Madrid

Carrasco derriba el muro ruso

Ejercicio de paciencia del Atlético. Decidió el belga con su gol

Carrasco marcó el gol del triunfo ante el Rostov y lo celebró con sus compañeros Filipe Luis, al que abraza, y Koke
Carrasco marcó el gol del triunfo ante el Rostov y lo celebró con sus compañeros Filipe Luis, al que abraza, y Koke

Ejercicio de paciencia del Atlético. Decidió el belga con su gol

El Rostov, como había previsto Simeone, no escondió sus cartas y obligó al Atlético a tener una paciencia casi infinita para encontrar soluciones ofensivas en un partido que no fue excelso y que tuvo más de épica que de lírica porque los rusos saben manejarse bien en el aspecto defensivo y desde el muro, que plantaron delante del meta Dzhanaev, buscaron los balones largos y el contragolpe. Al final, se impuso la lógica y el mejor juego rojiblanco. El gol de Carrasco pone a los suyos con un pie en los octavos.

El Atlético de ahora no le hace ascos al balón. Y desde el primer minuto asumió que a través de la posesión de la pelota tenía que imponer su juego, su mayor calidad técnica y la capacidad de definición mostrada en los últimos partidos. Allí estaban los mismos actores que golearon al Granada, con la excepción de Torres por Gameiro, para sortear a los defensas rusos, entre los que se encontraba el español César Navas. Intentar abrir huecos donde apenas los había y buscar el remate desde lejos como alternativa. Carrasco y Correa son los que más lo intentaron en el primer tramo. El argentino fue el que más cerca estuvo del gol. Pero falló dos remates claros. Lo mismo que le pasó a Carrasco, individualista –chupón que diríamos en el barrio– y sin fortuna en los últimos metros. Fue el que más tiempo estuvo en contacto con la pelota, pero se equivocó al elegir en un par de acciones.

Se trataba de elaborar, de mover al rival con cambios de juego y entradas por las bandas, de tener paciencia a la hora de jugar en la frontal, donde había acumulación de hombres, para encontrar el hueco para meter un balón y hallar superioridad. Lo intentaron Koke, Griezmann, Juanfran y Filipe Luis desde los costados, pero el árbol no se movía. Faltaba claridad, aunque el Atlético no cejaba en su empeño. Alguna costura tienen que tener estos rusos que son todo voluntad –salvo cositas del ecuatoriano Noboa– . Toca la sirena, se ponen el mono de trabajo y a correr. Así es el Rostov. Físicamente bueno, pero con muchas lagunas. Gatskan o Erokhin encienden la luz a veces, pero ayer pensaron en defender. Y Oblak fue un espectador mientras que la solidez de Savic y Godín no se vio deteriorada nunca.

Poco duró Correa tras el descanso. Simeone apostó por Gameiro –más dinamita al campo– para hacer saltar el muro ruso. Y saltó. Avisó Torres con un cabezazo a centro de Juanfran. Y minutos después se repitió la acción. Balón desde el lateral de Juanfran y la pelota llegó a Carrasco, que le pegó con el alma.

Al Rostov no le quedó más remedio que estirarse un poquito. Mejor para el Atlético porque aparecieron los huecos, los espacios, los metros para poder correr. Y llegaron más oportunidades. Carrasco, un cabezazo de Griezmann con paradón de Dzhanaev, Gameiro... Sin embargo, la puntería no era la misma que la del domingo y eso le permitió al Rostov a acercarse a Oblak, que tuvo que calentarse un par de veces. Poco peligro para el conjunto ruso y primer triunfo de un equipo español en Rostov. Simeone y su tropa han ganado los tres partidos por la mínima y siguen mirando al Bayern desde arriba. La clasificación está muy cerca. El de ayer fue un partido de mucho oficio.

Así ha sido el partido en directo

- Ficha técnica:

0 - Rostov: Dzhanáev; Kudriashov, Navas, Kiréev, Granat, Mevlia; Gatskan, Yeroshin, Noboa; Azmun (Prepelita, min.74) y Poloz (Doumbia, min.77).

1 - Atlético Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Correa (Gameiro, min.57), Gabi, Koke, Carrasco (Saúl, min.88); Griezmann (Thiago, min.91) y Fernando Torres.

Goles: 0-1, min.62: Carrasco.

Árbitro: Daniele Orsato (ITA). Amonestó a Filipe Luis, Juanfran y Mevlia.

Incidencias: partido correspondiente al Grupo D de la Liga de Campeones disputado en el estadio Olimp-2 de Rostov ante 15.000 espectadores (lleno).EFE