Champions League

Sin margen para el fallo

El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, junto a Ancelotti, durante el entrenamiento de esta mañana en  Valdebebas
El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, junto a Ancelotti, durante el entrenamiento de esta mañana en Valdebebas

El Real Madrid visita Mestalla, otrora terreno más intimidatorio, con el afán de cerrar un año sin títulos pero asido con uñas y dientes a la estela del Barça y el Atlético.

Echa el cierre 2013, año aciago, sin títulos para el Real Madrid, donde muchos lo ven como unos meses de barbecho en el convulso final de Mourinho para que la siembra de Bale, Cristiano, Xabi y demás acabe dando sus frutos a final de temporada. Pero, para ello, igual que la senda en Liga de Campeones ha sido la esperada, en Liga no se puede tropezar más. No hay margen para el fallo, como el sufrido en El Sadar, mañana en Mestalla, otrora terreno más intimidatorio, si se quiere seguir asido con uñas y dientes a la estela del liderato del Barcelona y el Atlético.

Más convulsa es la situación en la otra acera, donde Nico Estévez, técnico interino, coge las tiendas y se estrena ante todo un Real Madrid tras la abrupta salida de Djukic. Quizá por eso hay que fiarse lo menos posible. Ya se sabe lo que pregona el dicho: técnico nuevo, victoria segura. Pues es la vía directa de los jugadores para demostrarle a la afición que el equivocado era uno y no veinticuatro.

Un ex madridista, Sergio Canales, que tuvo minutos finales en la balsámica clasificación para los octavos de la Copa del Rey tras eliminar al Nàstic, acompañará al brasileño Jonas en la delantera. Además, por lo entrenado con Estévez, Diego Alves formará en la portería, mientras la defensa será la integrada por Joao Pereira, Ricardo Costa, Mathieu y Guardado, y en el centro del campo Javi Fuego y Dani Parejo con Fede y Bernat por las bandas. Todo ello, a la espera de Juan Antonio Pizzi, que ya ha renunciado a su cargo como técnico de San Lorenzo de Almagro y se unirá al que fuera su ex equipo y gran ilusión para dirigir en Europa.

Por su parte, Ancelotti cuenta con muchas bajas: la de Bale, como gran novedad, ya que el galés no se ha recuperado del fortuito golpe en el gemelo que le dio Arbeloa en un entrenamiento; Pepe, Coentrao, Varane y Sami Khedira. Menos mal que a Sergio Ramos el Comité de Competición le quitó la quinta amarilla y puede jugar sino el técnico italiano hubiera adolecido en defensa sin tres de sus centrales. De esta forma, el sevillano podrá formar pareja con Nacho Fernández. Aún así, Ancelotti ha llamado a uno del filial: Diego Llorente. Por suerte, y para equilibrar todos esos problemas, el técnico tiene disponible a su faro: a Xabi Alonso. La luz que, hoy por hoy, y con permiso de Cristiano, alumbra al Real Madrid de Ancelotti. Sin él el equipo se apaga en el campo y sólo los destellos de la BBC, sobre todo de «CR7» compensan el desequilibrio.

Por otra parte, el disconforme Di María tendrá una nueva oportunidad de ser titular y no suplente de Bale, que es lo que le tiene a mal traer, más aun en año de Mundial. Dice que se va al Mónaco, pero el Madrid sólo tiene puestos los sentidos en la renovación de Xabi Alonso, que mañana juega su último partido sin haber firmado un nuevo contrato en las oficinas del Bernabéu antes de quedar libre.

Alineaciones probables

Valencia: Alves, Joao Pereira, Ricardo Costa, Mathieu, Guardado, Javi Fuego, Parejo, Bernat, Fede, Canales y Jonas.

Real Madrid: Diego López; Arbeloa, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Modric; Di María, Isco, Cristiano Ronaldo; y Benzema.

Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (Colegio cántabro).

Estadio: Mestalla.

Hora: 21:00, Canal+