Morata golea y Asensio juega en la victoria del Madrid en Leganés

El Real Madrid comenzará el partido con Navas; Danilo, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kpvacic, Marco Asensio; Lucas Vázquez, James y Morata

Ni Kroos ni Modric ni Bale ni Ronaldo ni Benzema. Hay partidos que los definen más las ausencias que las presencias. El Madrid jugó el domingo contra el Alavés y ayer, en Butarque, sólo Nacho y Danilo repitieron en el equipo titular. Al principio no estuvo ni siquiera Isco, como si Zidane también quisiera reservarlo para lo que viene ahora, como si pensara que, aunque no de titular, va a ser fundamental, ahora que todo lo que viene ya es una guerra.

Sin sus cinco futbolistas vitales, aunque sí con Casemiro, que no pudo estar el domingo, el Madrid se presentó en Leganés con el hambre de Morata y el talento de Asensio como sus mejores, definitivas armas. El canterano no hace más que marcar goles últimamente, sin que le importe jugar muchos minutos o pocos, ser titular o suplente. Él cumple con su labor, que es meter el balón dentro o, como ocurrió en el cuarto gol de la noche, hacer todo lo que esté en su mano para marcar: fue a rematar y puede que tocase el balón, pero fueron las manos de Mantovani las que metieron el balón en la portería ante las quejas de Herrerín, el guardameta, que vio manos y, claro, protestó.

Morata fue un martillo para el Leganés, que no perdió la fe, pese a que en algún momento del partido dio la impresión de que se iba a llevar un saco de goles. Era un día de fiesta para un club del sur de Madrid, que está viviendo un sueño entre los grandes y que hace lo que puede para conseguir sus objetivos. Contra el Madrid fue un equipo lleno de voluntad nada más empezar el choque; un conjunto de una fe envidiable con tres goles en contra y un grupo digno cuando Morata volvió a poner tierra de por medio. El canterano del Madrid fue acabando con su esperanza, pero el que les rompió todos los planes fue Asensio, un chico con estrella.

No juega mucho porque en este Madrid hay poco sitio, pero cada vez que lo hace, hay que comprar las palomitas y esperar el momento espectacular, como en las buenas películas de acción. Es una delicia de futbolista con el balón controlado, quizá uno de los pocos a los que llevar la pelota pegada al pie no les resta velocidad.

Empezó la temporada marcando un golazo en la Supercopa y ha ido dejando piedrecitas de lo que vale en casi todos los encuentros que ha disputado, como aquel tanto en Sevilla. Ayer robó un balón porque además de bueno es listo y corrió imparable hasta la línea de fondo. Nadie supo cómo pararle.

Asensio dio un empujón hacia delante a un Madrid extraño, lleno de futbolistas que pocas veces han estado juntos. Acabó jugando hasta Mariano. Con Casemiro y Kovacic en el centro del campo, el equipo es más aguerrido que creativo, pese a que el croata sabe sacar la sutileza y reducir velocidad cuando se acerca al área. Lo que le gusta es conducir hasta allí, romper con su verticalidad al rival. Y eso lo hace fenomenal. También estaba por ahí James, que empujó el gol de Asensio y se marchó enfadado al ser sustituido. Pero se ha vuelto gris el colombiano.

El Madrid voló tras el primer gol, vertical y rápido, más contundente y dominador que brillante, pero dudó por el lado de Danilo y, además, como no se había visto hasta ahora, recibió un gol de córner. Un partido hecho se le complicó para la segunda parte. Pero marcó Morata y ya no hubo nada más que temer. Se juega todo en lo que viene ahora.

. Ficha técnica:

2 - Leganés: Herrerín; Tito (Samu García, m.54), Bustinza, Mantovani, Siovas, Diego Rico; Gabriel (Alberto Bueno, m.64), Rubén Pérez, Timor, Szymanowski (Machís, m.84); y Luciano.

4 - Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kovacic (Modric, m.81), Marco Asensio, Lucas Vázquez; James (Isco, m.72) y Morata (Mariano, m.78).

Goles: 0-1, m.15: James. 0-2, m.18: Morata. 0-3, m.23: Morata. 1-3, m.32: Gabriel. 2-3, m.34: Luciano. 2-4, m.48: Mantovani en propia puerta.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Amonestó a Gabriel por el Leganés; y a Nacho por el Real Madrid.

Incidencias: encuentro correspondiente a la 30a jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio de Butarque ante 10.922 espectadores.