Baloncesto

España, a Río a medias

La Selección de Sergio Scariolo disputará un amistoso en Brasil para paliar una concentración accidentada

Rudy, Llull, Reyes, Pau... La Selección de baloncesto partió ayer hacia Río
Rudy, Llull, Reyes, Pau... La Selección de baloncesto partió ayer hacia Río

La Selección de Sergio Scariolo disputará un amistoso en Brasil para paliar una concentración accidentada

La gran referencia del deporte español en el siglo XXI, la Selección de baloncesto, ya está en Río. Partió a mediodía de ayer y con bastantes más deberes pendientes de los que al seleccionador y a los jugadores les gustaría. Sergio Scariolo resumía así lo que ha sido la preparación de un mes para los Juegos: «Es la concentración más accidentada que hemos tenido». ¿La razón? El incesante movimiento del mercado veraniego, especialmente con los nuevos contratos en la NBA. Medio equipo se ha visto «afectado» por la lluvia de millones que ha llegado a la Liga estadounidense, lo que se ha traducido en viajes para firmar nuevos contratos y ausencia en numerosas sesiones de entrenamiento.

Una leyenda del baloncesto europeo, Rimas Kurtinaitis, resumió a lo bestia la atípica preparación de España. Fue poco después de uno de los amistosos ante Lituania. «Pau es un jugador ‘‘top’’, pero me daría vergüenza salir en esa forma a la pista», aseguró ante la evidente baja forma de Pau. Él es uno de los que más sesiones de entrenamiento se ha perdido y es más consciente de ello que nadie. «Que el equipo sólo esté al completo en el último partido, a cuatro días de irnos a Río, es una desventaja, pero es lo que hay», comentó la referencia del equipo antes del último amistoso. Su viaje a San Antonio no fue el único desplazamiento transoceánico de un miembro de la Selección. El primero fue el de Willy Hernangómez a Nueva York para firmar por los Knicks. Luego llegaron los de Sergio Rodríguez a Filadelfia y Abrines a Oklahoma. Calderón firmó por los Lakers y Claver se unió al Barça. De ahí que la lista de más de 20 jugadores con que arrancó la concentración incluso llegara a quedarse corta. Hubo algunos que se descartaron antes como Serge Ibaka y Juancho Hernangómez.

Para intentar solucionar la atípica situación, la Federación que preside Jorge Garbajosa está intentando cerrar un último amistoso en Brasil con alguna de las selecciones que competirán en los Juegos. Sería el día 3 o 4 y a puerta cerrada antes del estreno en la madrugada del próximo lunes ante Croacia.

«Se tratará de crecer durante la primera fase», ha afirmado Pau. Es ésta una costumbre en los últimos campeonatos de la Selección. El equipo se ha acostumbrado a ir de menos a más e incluso se ha encontrado con situaciones límites antes de los cruces que siempre ha solucionado. El otro problema es que enfrente habrá desde el principio selecciones de la talla de Argentina, Croacia, Serbia o Brasil. Otro de los veteranos, Juan Carlos Navarro, coincide con su compañero de habitación y amigo: «Tenemos una semana por delante y nos queda todavía trabajo por hacer, pero la concentración ha sido positiva, aunque nos quede un poco de rodaje». Las dificultades no impiden que antes de embarcar el mensaje fuera unánime: el objetivo es lograr la tercera medalla y si se mejoran las dos platas anteriores...

Las sub’18, subcampeonas de Europa

A los dos oros de las selecciones sub’20 en los Campeonatos de Europa se sumó la plata lograda por las sub’18 en el campeonato continental celebrado en Hungría. La derrota en la final ante Francia (74-44) no oculta la extraordinaria regularidad de las selecciones femeninas que desde 2012 han alcanzado como mínimo las semifinales de todos los torneos que han disputado.