La campeona del mundo de halterofilia se orinó encima del esfuerzo durante la final

La haltera colombiana Leidy Solís partía como novena pero logró colgarse el oro por delante de la española Lydia Valentín

Solis, durante el ejercicio que le llevó a ganar el oro
Solis, durante el ejercicio que le llevó a ganar el oro

La haltera colombiana Leidy Solís conquistó ayer el Mundial de halterofilia por delante de la española Lydia Valentín.

La haltera colombiana Leidy Solís conquistó ayer el Mundial de halterofilia por delante de la española Lydia Valentín, que ha ganado la medalla de plata en el total olímpico, después de colgarse el bronce en dos tiempos y acabar quinta en arrancada.

Solís levantó 127 kilos en la gran final y el esfuerzo le pasó factura. Durante el último levantamiento, Solis necesitaba hacer un levantamiento válido para arrebatarle el oro a la española. Por ello, puso todo su empeño en el ejercicio, que completó con esfuerzo a pesar del pequeño contratiempo que tuvo. En el primer tiempo del ejercicio, el de arrancada, clave para finalizar con éxito, Solís no pudo contener el esfínter y se orinó encima. No importó. La haltera colombiana empezó siendo novena en arrancada con 105 kilos, pero finalmente conquistó el oro en el Total Olímpico. Se trata del mayor éxito de la haltera colombian tras la plata olímpica que logró en Pekín 2008.

Mientras Solís lo celebraba, un equipo de limpieza salió al tartán para limpiar el suelo con una fregona y un producto de limpieza para que la siguiente participante pudiera hacer su intento de levantamiento sin sufrir ningún altercado.