Deportes

La respuesta de Zidane a los rumores sobre la posible llegada de Mourinho al Real Madrid

Si Sergio Ramos aparece por sala de prensa antes de un partido es que la cosa es importante. Lo suele hacer el capitán en la previa de las finales de verdad, en las que está el título en juego, y también lo hizo ayer, porque el choque ante el Galatasaray se ha convertido en una cuestión de vida o muerte. Debe ganar el Real Madrid por los apuros en la clasificación y también para apagar el incendio desatado tras la derrota en Mallorca y los ecos de Mourinho, que vuelven a resonar por Chamartín. «No puedo decir que no me molesta, porque me molesta», admitía Zizou, tan dolido como su gran capitán.

Publicidad

Los dos aparecieron ante los micrófonos en Estambul serenos y a la vez escocidos porque el nombre del portugués vuelva a estar rondando. «Sería más fácil si se dijera que Zizou va a seguir hasta el final de la temporada, así no habría debates. Sé que para la prensa es interesante que haya noticias. Pero hablar de posibles entrenadores cada vez que empatamos es incómodo para nosotros y nos cansa», reconocía Ramos. Sergio confirmó que el vestuario está a «muerte» con el técnico y que quieren aprovechar la Champions para darle la vuelta a lo que sucedió el otro día. «El equipo solo piensa en ganar, no vamos más allá de una opinión y de lo que pretenden ciertas personas. Es cierto que a veces la varita de medir es distinta para unos que para otros. A terceros debemos dejarlos al margen y que no creen malentendidos dentro del vestuario», insistía el capitán, enviando muchos mensajes entre líneas.

«Zidane ya está curado de espanto y no creo que nada de esto le afecte para tomar decisiones», añadía, antes de dejar su lugar ante las cámaras al técnico blanco.Un tipo que ha ganado tres Ligas de Campeones en dos temporadas y media, pero que ahora acepta que el pasado glorioso no le sirva para tener más crédito. «Esto es así, además no lo voy a discutir, cada uno puede opinar. Lo viví 18 años de jugador y 25 en total en el mundo del fútbol. Me gustan también los momentos complicados, hay que sacar esto adelante. No solo cuando ganas y vives lo bonito. Son momentos que hay que afrontar con mucha personalidad y lo vamos a intentar hacer desde ya».

Dejó escapar varias sonrisas Zizou durante su comparecencia, aunque está claro que las cosas se han tensado en el vestuario por todo lo que escuchan desde el exterior. Ayer mismo le preguntaron si sentía que su puesto estaba en peligro en función de lo que pase esta noche. «Yo no lo sé, a mí no me puedes preguntar eso, yo quiero estar aquí siempre. La situación la conocemos, pero tenéis que preguntar a otro». Si gana hoy al Galatasaray no pasará nada, si pierde...