Los fichajes que buscará el Barcelona tras la final de Copa

El conjunto azulgrana hará al menos una contratación por cada línea para reforzarse y buscar la próxima temporada corregirse en Europa

Un entrenamiento del Barça
Un entrenamiento del Barça

El conjunto azulgrana hará al menos un fichaje por cada línea para reforzarse y buscar la próxima temporada corregirse en Europa

Al Barcelona le queda todavía la final de Copa. Después, la temporada habrá terminado, pero inmediatamente empieza la siguiente, con el mercado de fichajes, las altas y las bajas. La intención es reforzarse para la próxima temporada intentar mantener el nivel en los torneos locales y no repetir el fiasco en Europa. El duelo contra el Valencia será el último para muchos futbolistas azulgranas. Otros llegarán.

Portería: Se va Cillessen en busca de más minutos, posiblemente al Benfica, y el Barcelona necesita un sustituto. Puede volver a pescar en Alemania, con Caastels el meta belga del Wolfsburgo, o Sommer, suizo del Borussia Mönchengladbach. Incluso el portero internacional español del Betis Pau, que sería más caro. El que vaya al club azulgrana sabe que lo hará, en principio, como segundo portero y para jugar la Copa. Cillessen asumió ese papel sin rechistar, pese a ser un guardameta fantástico. Por eso se marchará.

Defensa: Murillo, que llegó cedido en el mercado de invierno, se marchará sin haber dejado huella. Todibo seguirá como suplente y Umtiti, que apuntaba a titular al lado de Piqué unos cuantos años, ha perdido su sitio por culpa de la rodilla y de no querer operarse. Puede salir. Pese al buen papel de Lenglet, el Barça está detrás de De Ligt, el segundo joven del Ajax que llegaría. Pero su agente es Mino Raiola, el mismo que el de Ibrahimovic, y la negociación tiene altibajos. Vermaelen termina contrato y no renovará: las lesiones le han impedido tener continuidad Un lateral izquierdo también llegará, para que Jordi Alba tenga competencia.

Centro del campo: Ya hay un par de fichajes hechos, Frenkie de Jong (75 millones + 11 en variables), joven, con ADN Cruyff, por tanto ADN Barça, y que apunta alto; y Ludovit Reis, más verde y que en principio apunta al filial. Las bajas en esta zona del campo serán las de Rafinha y dos dudas: Rakitic y Coutinho. El croata insiste en que quiere quedarse y es uno de los futbolistas más utilizados y en los que más confía Valverde, pero tiene mercado y durante todo el año no se ha sentado con la entidad a hablar en serio de su renovación. Coutinho no ha cuajado y el problema que se puede encontrar el Barça es conseguir un comprador dispuesto a acercarse a la cifra que pagaron por él, que ronda los 160 millones.

Delantera: Messi, Luis Suárez y Dembélé continúan, pero si Coutinho se marcha finalmente podrá llegar un jugador de campanillas como Griezmann, o de un perfil alto similar. Boateng saldrá: su contratación no ha servido de mucho, y habrá otro intento de contratación de un «9» para que Suárez no tenga que jugar casi todo. Podría ser de la propia Liga española: Stuani, Maxi Gómez... Malcom también está en la rampa de salida. Lo quieren en Inglaterra. El entusiasmo no se le puede negar y seguramente sea titular en la final de Copa por culpa de las bajas.