Los grandes beneficiados si el Clásico se aplaza

El clásico del 26 de octubre está en el aire por los incidentes que se están viviendo en la ciudad de Barcelona. El Comité de Competición tiene que decidir si finalmente se disputa o no, teniendo en cuenta sobre todo si las medidas de seguridad están garantizadas. La opción de jugar en el Bernabéu, que propuso LaLiga, es prácticamente imposible, pero no el aplazamiento. Y las fechas libres que quedan serían la semana del 2 de diciembre y la del 16, en la que hay Copa del Rey, pero todavía sin los equipos que están en competiciones europeas.

El desplazamiento del partido haría que algunos jugadores que ahora están descartados o que son duda, puedan llegar. En el Barcelona, Dembélé tiene que cumplir dos partidos de sanción por la roja que vio ante el Sevilla tras decir al árbitro, según el acta, que era "muy malo". Uno será el sábado contra el Eibar y el segundo iba a ser contra el Real Madrid, salvo que se lleve a diciembre. También en la última jornada forzó la amarilla Piqué para llegar limpio al Clásico, pero la estrategia no le habrá servido si se suspende. Junior, ahora lesionado, podría estar disponible en dos meses, y Jordi Alba, que está a punto de reaparecer, lo haría con algo más de rodaje.

En el Real Madrid más que bajas seguras lo que hay es jugadores entre algodones, lo que dejaría de ser un problema si el duelo con el Barça no se disputa el 26 de octubre. Modric y Bale han llegado tocados de los compromisos con las selecciones y van a ser baja para medirse al Mallorca el sábado y puede que también el miércoles en la Champions. Toni Kroos lleva diez días con una lesión en el aductor y es quien más difícil tiene llegar al Camp Nou, salvo que el Clásico se juegue en diciembre