Deportes

Los planes de Nadal para la gira de hierba

La duodécima Copa de los Mosqueteros ya está en el museo con las demás, pero el tenis no para y después de la tierra batida llega la hierba. Rafa Nadal tiene como intención más inmediata la de "perderse"y desconectar. Por tercer año consecutivo, ha decidido que irá directamente a Wimbledon (1-14 julio) sin disputar ningún torneo previo. El curso pasado y el anterior se apunto a Queen's, pero después no acudió. Esta vez ni se ha apuntado (se disputa la próxima semana). Precisamente en estos dos cursos el zurdo ha tenido un renacer en hierba, una superficie sobre la que muchos pensaban al principio de su carrera que no podría adaptarse por su manera de jugar. Pero en la central del All England Club ha disputado cinco finales (2006, 2007, 2008, 2010 y 2011) y ha ganado dos de ellas (2008 y 2010). También sobre pasto, en 2012, en segunda ronda, tuvo uno de los peores episodios de dolor en sus rodillas por los problemas crónicos que sufre, que le obligaron a perderse los Juegos Olímpicos de Londres, en los que iba a ser el abanderado de la delegación española. Después, llegaron unos años de malos resultados en Wimbledon: primera ronda en 2013, octavos en 2014, segunda ronda en 2015 y baja en 2016. En 2017 también perdió en octavos en un partido eterno ante el luxemburgues Muller (15-13 en el quinto set), pero se vio una mejoría. En 2018 la confirmó: llegó a semifinales y sólo el mejor Djokovic lo superó 10-8 en el parcial definitivo, en un encuentro que se disputó en dos días. En términos puros, posiblemente sea el año en el que Nadal mejor ha jugado en hierba, así que las expectativas para este curso son buenas. Además, no ha tenido demasiado desgaste en Roland Garros y ha salido reforzado tenísticamente y de cabeza, porque ha podido competir durante cinco semanas sin lesiones después de 18 meses de altibajos. Ya se sabe que Nadal con confianza es capaz de todo en cualquier pista. Desconectará y empezará a entrenar en hierba para llegar preparado a Wimbledon.

Publicidad

Djokovic tampoco está apuntado esta temporada a Queen's, aunque podría acudir con una invitación. El serbio defiende título en la Catedral y tendrá que reponerse de la derrota ante Thiem en semifinales de Roland Garros, torneo en el que había centrado todos sus esfuerzos, ya que quería sumar los cuatro Grand Slams de manera consecutiva. Federer, por su parte, disputará Halle la próxima semana, como siempre (lo ha ganado nueve veces), para preparar Wimbledon, donde tiene más esperanzas de poder sumar su vigésimo primer grande.