Di María y Mascherano, los mejores

Mascherano (14), como el goleador Di María, fue de los mejores ante Suiza
Mascherano (14), como el goleador Di María, fue de los mejores ante Suiza

Así jugó Argentina el partido de octavos de final del Mundial de Brasil 2014 frente a Suiza, en el agónico triunfo por 1-0, con gol de Ángel Di María en la prórroga.

Sergio Romero (6): Gran reacción con el pie en el disparo del primer tiempo de Behrami y demostró seguridad en la valla argentina. Sobre el final tuvo la ayuda de su poste derecho.

Pablo Zabaleta (5): Tuvo un correcto desempeño en defensa pero en sus proyecciones por la banda derecha no se transformó en una alternativa constante para abrir el cerrojo de una defensa cerrada como la suiza.

Federico Fernández (3): Lento en defensa volvió a demostrar que el esquema táctico de Argentina complica su juego. Como en el resto del Mundial le costó mucho la marca y salir con la pelota en sus pies.

Ezequiel Garay (5): Con algunas deficiencias en el primer tiempo las corrigió en el segundo y alcanzó solidez ante una ofensiva discontinua del rival, aunque flaqueó en los últimos tres minutos de juego. Aportó su presencia con golpe de cabeza en la valla contraria.

Marcos Rojo (6): Equilibrado y con proyección por la banda izquierda. Defendió correctamente y siempre se mostró como una alternativa de salida para el equipo.

Fernando Gago (4): Lento en el traslado y poco preciso en el tiempo de la recuperación del balón. No funcionó como nexo entre los medios y la ofensiva y fue reemplazado en el entretiempo del suplementario.

Javier Mascherano (8): Uno de los mejores de Argentina con su presencia en el medio del campo y su despliegue, que le aportó equilibrio al equipo. Además siempre se mostró como variante de salida y colaboró con la línea defensiva.

Ezequiel Lavezzi (4): Alternó entre las bandas izquierda y derecha como un extremo con obligaciones de repliegue. No pudo aprovechar su explosión y terminó reemplazado por Rodrigo Palacio.

Ángel Di María (8): Un verdadero luchador. Si bien le faltó claridad, fue el que más buscó y el más explosivo del equipo. Su esfuerzo tuvo su merecido premio con el gol.

Lionel Messi (6): Con doble marcaje durante todo el encuentro tuvo pocas posibilidades de explotar su gran habilidad. Sin embargo, sobre el final tuvo el gran arranque y la asistencia para el gol de Ángel Di María.

Gonzalo Higuaín (4): Irreconocible. Poca gravitación en el área no le permitió casi nunca ser una alternativa ofensiva para el equipo. Sólo un golpe de cabeza en 120 minutos fue muy poco para el delantero del Napoli.

__

Rodrigo Palacio (4): Ingresó por Ezequiel Lavezzi para darle mayor presencia ofensiva al equipo, pero no logró explotar su velocidad ni asociarse con sus compañeros.

José María Basanta (5): Saltó al césped sobre el final del primer tiempo suplementario por la lesión de Marcos Rojo. Estuvo correcto en la banda izquierda en los minutos que le tocó jugar.

Lucas Biglia (5): Ingresó por Fernando Gago antes de comenzar el segundo tiempo de la prórroga y le dio aire a un mediocampo extenuado con un Javier Mascherano muy solitario.