Eurocopa

Inglaterra firma su peor actuación mundialista y encara la renovación

Inglaterra firmó esta tarde su peor actuación en Mundiales, tras igualar sin goles con Costa Rica en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, y retirarse del torneo de Brasil con apenas un punto.

En su decimocuarta participación en una Copa del Mundo, el conjunto europeo sumó dos derrotas (ante Italia y Uruguay) y el mencionado empate con los centroamericanos.

Hasta este torneo, las peores actuaciones de los británicos habían sido también en Brasil 1950, cuando sumó un triunfo y dos derrotas, y en Suecia 1958, donde igualó tres encuentros y perdió el restante.

Con una clasificación ajustada para la cita ecuménica de Brasil, pero que le alcanzó para ganar su grupo H por delante de Ucrania, Inglaterra llegó con expectativas a Brasil.

A medio camino entre el recambio generacional y con jugadores de experiencia como Frank Lampard, Steven Gerrard y Wayne Rooney, el seleccionador Roy Hodgson parecía tener un balance interesante en su plantilla.

Sin embargo, las rápidas caídas ante Italia en Manaos (1-2) y frente a Uruguay en Sao Paulo (1-2), le dieron al conjunto inglés un rápido e inesperado pasaje de regreso a Londres en el tan mentado 'Grupo de la Muerte'.

Para este último encuentro y la despedida, el técnico Roy Hodgson hizo nueve cambios como un claro mensaje a futuro, con la inclusión de jóvenes valores, muchos de ellos de la camada '90 como Jack Wilshere, Phil Jones, Ross Barkley o el propio Luke Shaw, de apenas 18 años.

Como sucedió en 1950, Belo Horizonte volvió a ser el escenario de una de las peores páginas en la rica historia inglesa del fútbol.

En aquel debut mundialista, Inglaterra cayó ante Estados Unidos por 1-0 y complicó sus posibilidades de continuar en la Copa del Mundo, de la cual se despidió tres días después al caer ante España.

La refundación del fútbol inglés que se completará la renovación generacional tiene fecha de estreno, será el 3 de septiembre en Londres ante Noruega en su primer amistoso.

Cinco días después, viajará a Basilea para enfrentarse a Suiza por la primera jornada del grupo E de la clasificación para la Eurocopa 2016, que se disputará en Francia.

Poner en el pasado esta página negra será el objetivo del fútbol inglés, que tiene un título del mundo como locales en 1966 y pretende soñar con su primer título en el Viejo Continente.