Gastón Malacalza: "Perdía contra cualquiera y mi cabeza dijo basta"

Gastón 'Gato' Malacalza
Gastón 'Gato' Malacalza

Desde World Padel Tour han querido hablar con una figura muy reconocida del mundo del pádel que recientemente ha anunciado su adiós, Gastón 'Gato' Malacalza, un jugador todo corazón y derroche de esfuerzo que, tras muchos años en la alta competición, ha decidido colgar la pala.

Gastón siempre ha sido un personaje muy carismático y querido, el cual mostraba una sonrisa amable a sus seguidores y a los padeleros en general. Ahora, después de llevar incontables años devolviendo golpes y rematando con su pala, ha decidido dejarla a un lado en lo que al circuito se refiere, y sacarla solo para los alumnos de su próxima escuela y dedicarse también a otros proyectos profesionales.

Os dejamos con la entrevista que le han realizado donde cuenta los motivos de su adiós a las pistas.

World Padel Tour: Gastón, según anunciaste en tus redes sociales, este ha sido tu último año como profesional, ¿es cierto que te retiras

Gastón Malacalza: Me gustaría contestarte rápido y conciso pero es un poco largo... Vengo bastante mal hace años. Yo sé lo que es estar arriba, estuve 15 años entre las mejores parejas. Era una época en la que el pádel no tenía tanto boom. Lo que me pasó el último año es que me salió todo mal y empecé a sufrir mucho en los torneos. Cambiaba de compañero, pero no me salían las cosas y empecé a sufrir y me dí cuenta de que no podía más. Para mí el pádel es mi vida y más allá de jugar bien o mal, yo disfrutaba entrenando, levantándome cada mañana para ir a entrenar, viajar a los torneos...Toda esa rutina me hacía ilusión. Perder siempre me hacía mal, pero últimamente era tremendo. No conseguía resultados en las pruebas, perdía contra cualquiera, me iba mal con los compañeros con los que me debería haber ido bien. Y llegó un momento en que mi cabeza dijo basta. Mi cuerpo y mi pádel pueden seguir jugando, pero mi cabeza no.

WPT: Lo vas a echar de menos por lo que cuentas...

G.M: Seguramente. Como te comentaba antes, esto ha sido mi vida. Cumplo 42 años, y llevo 23 con el pádel. Quitando a mi familia y a mi seres queridos, no hay nada que me haya dado tanto como lo ha hecho este deporte. Aunque he de reconocerte que me he quitado un peso de encima con la retirada. Además con tanto trabajo en el club y tanta vida social relacionada con el pádel, puedo llenar ese vacío y la verdad que me está sentando muy bien.

W.P.T.: Háblanos de esos nuevos proyectos a los que te dedicas....

G.M: Desde el 2008 tengo la empresa Malacalza Sport, y mi propia marca de palas y la verdad que no me puedo quejar porque me va bien. También doy clases particulares y globales e imparto clínics. Y como novedad, este año voy a empezar a entrenar a jugadores de previa World Padel Tour. Voy a tratar de aprovechar mis conocimientos y mi experiencia para entrenarles y aconsejarles en pista. Quizás también viaje con ellos a las pruebas porque soy una persona que se implica en todo lo que hago. Entre unas cosas y otras tengo mucha actividad.

W.P.T.: Gastón, cuéntanos la evolución que tú mismo has podido vivir dentro del mundo del pádel

G.M: Hay diferencias sí. En Argentina, en su día el circuito llegó a superar los cinco millones de practicantes. Creo que aquí en España hay hoy más de siete. En Argentina creció de golpe en un año, aquí en España ha ido creciendo paulatinamente, pero ha ido consiguiendo dar pasos sólidos, en los que se han involucrado la televisión, las marcas, las empresas, y los patrocinadores. En Argentina también tuvimos buenos tiempos coincidiendo con la bonanza económica de la época, lo que ocurrió, es que mi país no tenía ni tiene la estructura que tiene España. Aquí hay clubes de primer nivel que pueden competir con los de cualquier lugar del mundo. Hay marcas, empresas... En definitiva, una economía más sólida.

Aquí por suerte, los jugadores ganan más y son más estrellas de lo que fuimos allí. Y eso es muy bueno porque profesionaliza el pádel. Eso hace además que un padre ahora sí que quiera que su hijo se dedique a este deporte, porque ya no es un deporte menor, sino que poco a poco se va consolidando. Ahora el pádel no tiene límites y eso es algo muy positivo.

W.P.T.: ¿Qué le falta al mundo del pádel?

G.M: Le falta internacionalización obviamente. Pero lo que falta es televisión. Estoy totalmente enganchado al streaming y es un paso de gigantes. Lo es también tener un programa en Teledeporte. Pero falta más televisión. Tengo amigos en prensa y me dicen que es difícil que el pádel por inercia tenga cabida en un informativo porque hay deportes de primer nivel, deportes olímpicos como el baloncesto, que si no juega la selección española no aparecen, pero sería fundamental que los patrocinadores invirtieran dinero en televisión para empezar a aparecer más. Si los 7 millones que lo practican encendieran la tele y pudieran ver 40 minutos de pádel sería espectacular. Generaría más afición y los jugadores se convertirían en auténticas estrellas. Necesita eso, porque hay jugadores muy conocidos en el mundo del pádel pero que deberían convertirse en estrellas a nivel mundial. Habría que hacer una inversión entre todos.

W.P.T.: Y a nivel táctico, ¿cómo crees que ha evolucionado?

G.M: Hay tres épocas bien diferenciadas. Los años 90, el 2000 y la parte actual. Y es cierto que ha cambiado todo. El pádel ha ido evolucionando y mejorando. Al haber ex jugadores convertidos a entrenadores y cada vez más nivel de todos ellos en general, es normal que los jugadores dejen de tirar la bola para arriba (globo) y empiecen a entrenar más y a mejorar su físico y su técnica. Es algo que ocurre en todos los deportes, pero en el pádel al ser un deporte más nuevo, ha tenido una evolución mucho más voraz. Hace cinco años, aunque ya se le pegaba fuerte, no se le pegaba tan fuerte como ahora. Ahora todos juegan bien y todos entrenan. Ahora la táctica cobra protagonismo. En pádel las diferencias de ránking son notables. Mucho más que en tenis. Aquí una pareja como Belasteguín- Lima además de jugar perfecto, que lo hacen, tienen un equipo perfecto. Se pueden permitir pagar a un gran equipo. Y esas diferencias las vamos a seguir viendo. Porque la pareja 20 no se puede permitir tener un equipo de profesionales tan amplio, y entonces va a seguir habiendo diferencias.

W.P.T.: ¿Qué es lo que mas vas a echar de menos?

G.M: Creo que como soy una persona a la que el pádel ha marcado la vida, creo que voy a extrañar todo. Estar en los torneos con la gente, jugar, todo. Aunque lo cierto es que sigo viendo todos los partidos. Me maravillo con los jugadores, con los nuevos, con los viejos... porque me apasiona el pádel.

W.P.T.: ¿Y qué jugadores te apasionan?

G.M: Me apasiona Bela porque es un jugador que después de 20 años juega mejor que antes. Juan Martín Díaz, Sanyo Gutiérrez, Paquito Navarro que me parece increíble la progresión que ha tenido. Me encanta Willy Lahoz, que con 44 años estaba para retirarse y ahora corre más que su compañero. Y me encanta que sean humildes, porque los que van un poco de cracks me molestan.

(@padelspain)