Ramiro Moyano ya tiene el respeto de los grandes

Ramiro Moyano
Ramiro Moyano

Siempre motivado, concentrado, con un físico privilegiado y muy buenas sensaciones al lado de Maxi Grabiel. Así es Ramiro Moyano, el jugador Mystica, quien terminó la temporada a un gran nivel, llegando a la final del Estrella Damm Master Final y dejando a muchos boquiabiertos.

Los compañeros de World Padel Tour han querido charlar con él en esta pretemporada para conocer sus sensaciones de cara al año que está a punto de comenzar.

Tras llegar a España desde La Plata hace ya casi seis años, Moyano decidió apostar de firme por la competición, dando pasos pequeños pero seguros, creándose una posición más que consolidada entre las ocho mejores parejas y entre los 15 mejores jugadores individuales.

Esta temporada comenzó jugando al lado del experimentado Godo Díaz. Juntos ganaron el Challenger de Madrid en su último partido como pareja. Ya en Palma de Mallorca debutó al lado de su nuevo compañero y primo Maxi Grabiel. Ahí se sintió como un niño con zapatos nuevos. Eran la pareja seis del circuito e iba a poder aprender de la sabiduría de una de las derechas más certeras de World Padel Tour. A pesar de que no empezaron bien en su debut en la isla, llegaron al Master de Madrid con la espinita de no haber podido alcanzar la ronda de semifinales, pero sin duda, se la quitaron de un plumazo. Para Ramiro era su primer Master en su trayectoria profesional. Y lo que consiguió fue toda una proeza: ser finalista al lado de un inconmensurable Maxi Grabiel y llevarse todos los aplausos del público que vibró con su buen juego.

Habiendo comenzado la pre-temporada, el próximo 3 de febrero regresa a Madrid para empezar a trabajar con Maxi, con la ilusión de seguir llenando de victorias su palmarés en este 2016.

World Padel Tour: Finalista de este último máster, el primero de tu trayectoria profesional, ¿Cómo lo viviste?

Ramiro Moyano: El máster fue un sueño. Primero haberlo jugado, y después lo que fue pasando día a día. Tratándose del primero lo que menos me esperaba era llegar a la final, así que fue el mejor regalo de Navidad y me hizo muy feliz.

W.P.T.: El título de maestros se os escapó por muy poco... ¿Dónde estuvo la clave?

R.M.: Estuvimos muy cerca, eso es cierto. Íbamos set arriba, 4 iguales, y creo que la clave estuvo en esas 10 ventajas de break que no pudimos cerrar. Con este tipo de parejas como son Juan Martín Díaz y Maxi Sánchez si no aprovechas las oportunidades, todo puede dar la vuelta. Yo creo que eso fue lo que nos pasó, el tener muchas posibilidades y no poder cerrarlas. Una pelota en el 4 iguales que toca la cinta y nos pasa (cae de su lado de la red) y ahí, aunque si bien es cierto que no bajamos los brazos, creo que ellos pusieron una marcha más.

W.P.T.: Sin duda ha sido tu año soñado, acabaste como jugador revelación de 2015...

R.M: Fue un año soñado sí, y el haber sido la revelación 2015 te da fuerzas para seguir haciendo las cosas bien, entrenarte cada vez más y seguir creciendo.

W.P.T.: Has jugado al lado de grandes jugadores, ¿qué te ha aportado cada uno?

R.M: El año pasado tanto Godo como Maxi me aportaron muchísima experiencia y mucha tranquilidad que creo que era lo que yo necesitaba. Yo necesitaba no apurarme tanto en la pista. Y tener a alguien que me lleve, que me tranquilice, y que me vaya apoyando. Y creo que encontré en ellos a personas excelentes con los que tengo una relación muy buena fuera de la pista y eso también ayuda y al final hace que las cosas vayan saliendo.

W.P.T.: Tu proyección ha hecho que otros jugadores se hayan fijado en tí. Jugadores de la talla de Juan Martín Díaz. Pero finalmente has decidido apostar por la continuidad con Maxi Grabiel...

R.M.: Puse en la balanza muchas cosas y Maxi en su momento me dio la oportunidad de jugar con él cuando yo estaba abajo, y creo que una forma de agradecerle todo eso fue apostando por él un año más. Creo además que él me hizo jugar bien a mí y sacar lo mejor de mi juego.

Maxi aparte me aporta experiencia, tranquilidad y mucha unión. Aunque no se nos dieron las semifinales a lo largo de la temporada, el hecho de estar muy unidos y de ser un equipo con todas las letras ha sido fundamental y nos ha permitido conseguir los resultados que logramos en el Master.

W.P.T.: ¿Qué te falta por mejorar?

R.M.: Creo que muchísimas cosas. Lo más destacado que conseguí el año pasado fue mejorar mi condición física. El hecho de que mis parejas me aporten experiencia me ha hecho mejorar mucho, pero aún me falta muchísimo más.

W.P.T.: ¿Cúando arrancáis la pretemporada?

R.M.: La pretemporada ya la arranqué hace una semana aproximadamente. Empecé a hacer primero trabajos suaves y el 3 de febrero regreso a España. Ahí sí que empezaré lo fuerte.

WPT: ¿Cómo os planteáis el año? ¿Objetivos para este 2016?

R.M.: Este año con Maxi va a ser más largo ya que la temporada pasada empezamos a jugar juntos a mitad del año. Y eso creo que nos va a venir muy bien para seguir afianzándonos como pareja. Ese es el objetivo, seguir creciendo como pareja. Creo que estamos haciendo las cosas bien y los frutos van a ir llegando solos, no nos hemos marcado un objetivo en cuanto a resultados o a ránking, pero sí queremos seguir creciendo como dupla y seguir haciendo las cosas bien.

W.P.T.: ¿A qué pareja tienes más ganas de ganar este año?

R.M.: Me gustaría ganar a Bela y Lima, y bajarles los humos (risas). Es una pareja que a día de hoy está por encima de todos, demostraron de sobra que son los mejores.

W.P.T.: ¿Cuáles de las nuevas que se han formado te infunde más respeto?

R.M.: Respeto a todas - miedo, no tengo a ninguna pareja. Cuando sales a la pista sales a jugar de igual a igual, puedes jugar mejor o peor, pero sales a jugar de tú a tú. Aunque a día de hoy, queda claro que Bela y Lima infunden más respeto que nadie.

(@padelspain)