Pensando en Tokio 2020

Los medallistas españoles en Río cerraron su tour de homenajes con la visita a los Reyes. «Sois un ejemplo magnífico», afirmó Felipe VI.

Lydia Valentín, Orlando Ortega, Carolina Marín y Ruth Beitia, en un «selfie» durante la recepción
Lydia Valentín, Orlando Ortega, Carolina Marín y Ruth Beitia, en un «selfie» durante la recepción

Los medallistas españoles en Río cerraron su tour de homenajes con la visita a los Reyes. «Sois un ejemplo magnífico», afirmó Felipe VI.

De reconocimiento en reconocimiento hasta el homenaje final. Los medallistas olímpicos y paralímpicos españoles cerraron su tour de celebraciones con los Reyes en el Palacio de El Pardo. Ahora algunos, como Saúl Craviotto, volverán a la rutina; otros disfrutarán de unas vacaciones y los menos comenzarán a preparar una nueva temporada. Y la inmensa mayoría ya pensaba en Tokio 2020.

Los Reyes, que no pudieron viajar a Río, acompañados por la Infanta Elena, agradecieron al casi centenar de deportistas el «ejemplo magnífico que han dado a toda la sociedad española con valores como la búsqueda del triunfo con honestidad y juego limpio, el respeto al adversario sin enemistad y saber luchar hombro con hombro por el éxito del equipo de España». La reina Letizia confesó a Ona Carbonell que sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, estaban encantadas con la natación sincronizada y habían mostrado su interés por la práctica de la «sincro».

El taekwondista Joel González, oro en Londres 2012 y bronce en Río 2016, comentó que vive con agrado estos días «de recoger los frutos» del esfuerzo en forma de homenajes y reconocimientos. Aunque ello le cueste, reconoció, dedicar a actos sociales muchos momentos de sus cortas vacaciones. «Intentaba parar del todo, pero al final no puedes», comentó el doble medallista.

Mireia Belmonte (oro y bronce) subrayó sobre la sucesión de homenajes que «hay que enseñar las medallas y compartirlas» con los que animan a los deportistas. Aún así, aunque ya ha tenido tiempo de «disfrutar de las medallas, desconectar mentalmente y descansar físicamente», Belmonte aseguró que tiene «muchas ganas» de tirarse a la piscina de nuevo, aunque no está convencida de llegar a tope a los Mundiales de piscina corta del próximo diciembre.

En el mismo sentido se pronunció el piragüista Craviotto. «Desde que volvimos de Río llevo un mes que no he parado. Pude descansar con mi familia, pero tengo ganas de empezar ya un poco la rutina y volver a los entrenamientos. Pero esto es muy bonito y también poder compartir estas medallas con toda la gente. Hay que disfrutar del éxito», señaló.

Carlos Coloma, que además celebraba su cumpleaños, dijo que los homenajes han sido muchos porque «afortunadamente» había una medalla que celebrar. El ganador de la medalla de bronce en bicicleta de montaña aún confía en irse a la playa con la familia unos días.

Los paralímpicos agradecieron que la recepción se hubiera celebrado con los olímpicos. Todos se sienten parte del mismo equipo. «Sentirnos como un único equipo español es a lo que todos aspirábamos. Estar con ellos es nuestro gran sueño», dijo el nadador Israel Oliver.