Actualidad

Quinta victoria consecutiva de Marc Márquez y cruel final para Maverick Viñales en Australia

También en Australia ha ganado Márquez. Quinta victoria consecutiva de Marc, que en Phillip Island tuvo otra vez que luchar hasta la última vuelta. Casi hasta la última curva, cuando Viñales se rindió por fin y se fue al suelo impotente ante el poderío del campeón del mundo. Una carrera apasionante con un desenlace glorioso para Marc y cruel para Maverick, que se quedó sin nada en una de sus mejores actuaciones desde que llegó a Yamaha.

Publicidad

El comienzo no fue el esperado, porque cuando todo estaba listo para que Mack se escapara, esto no se produjo hasta pasados unos giros. Al principio dominó Rossi y después aparecieron por la cabeza Crutchlow y las dos Aprilia. Con el paso de los kilómetros se ha hecho la selección natural que ha dejado en cabeza a Viñales, gran favorito por su gran ritmo todo el fin de semana, y Marc, que siempre está ahí, haga frío o calor, llueva o salga el sol. Son once triunfos este 2019, cinco consecutivos y va camino de batir todos los récords en el que ya es su mejor año. Se pegó Márquez a la rueda de la Yamaha y allí se quedó. Pegó un tirón Viñales y aguantó su enemigo, consciente de que si no se rendía tendría su oportunidad.

En el penúltimo paso por meta por fin adelantó a Maverick, que después de encabezar la prueba casi todo el tiempo tenía que buscar un hueco para adelantar en la última vuelta. Lo estaba preparando todo para hacerlo en la curva diez, al final de una bajada vertiginosa. En ese momento la Yamaha se retorció y acabó en el suelo junto al piloto, desolado. Marc se fue a por el triunfo y en el podio le han acompañado Crutchlow y Miller.