Deportes

Récords en la espectacular Décima Ehunmilak

Las cien millas, 88km y maratón más rápidos de su historia

Las cien millas vascas han celebrado su décimo aniversario con un gran espectáculo deportivo y popular. Ya de partida, se batían las dos referencias clave a en lo popular, con todos los dorsales agotados hasta sumar unos 1.300 inscritos, todos atendidos por un total 1.600 voluntarios, nueva plusmarca. Y en lo deportivo, las tres jornadas no dieron tregua alguna, con nuevos records fijados por Jon Aizpuru y la polaca Ewa Majer en las cien millas; por Ion Azpioz y Uxué Fraile en los 88km-G2H y por el venezolano Samuel Dávila en la maratón Marimurumendi. Un increíble salto adelante en la proyección de esta cita, que hoy día llega también a nivel mediático, desde las Tierras Altas de Euskadi al mundo entero.

Publicidad

La amargura de la suspensión forzada en 2018 por una feroz tormenta eléctrica caída sobre el Goierri, que descargó hasta 2.000 rayos en apenas dos horas, generó inevitables dudas sobre la repercusión que tendría en el futuro de la prueba. Sin embargo, la magnífica reacción de toda la organización Ehunmilak entonces, con la Cruz Roja y los voluntarios repatriando hasta 900 corredores repartidos por media Gipuzkoa, de vuelta a Beasaín en apenas dos horas tras la toma de la decisión, para encontrarse allí cobijo, duchas y comida en plena madrugada marcó un paso más de cara a la afición, que respondió a ese esfuerzo acudiendo en masa a los dos lados del doral este 2019

Así, la décima Ehunmilak echó a andar con TRES RECORDS POPULARES en inscripciones, voluntariado e internacionalidad

Publicidad

Récord de participantes: Todos los dorsales agotados. Han sido 1.295 inscritos repartidos de este modo: la “ehunmilak” Ultra-Trail® 515 inscritos (26 mujeres y 14 equipos),“goierriko bi haundiak” trail (41 mujeres) y la “marimurumendi” marathon (49 mujeres)

Récord de voluntariado: para atender como se debe a todos los corredores este año tenemos a más de 1.600 voluntarios repartidos por todo el recorrido.

Publicidad

● Ha sido la edición más internacional en la historia de la Ehunmilak con 17 países representados.

LA MÁS RÁPIDA DE LA HISTORIA: Pero mas aún que por su éxito popular, esta edición ha marcado un hito en lo deportivo, con un salto adelante que nos ha dejado nada menos que cinco nuevos records, de los seis posibles en las tres carreras. Algo que ya se podía intuir al ver que para este 2019, los seis campeones vigentes habían apostado por defender su “txapela”...y que ante ellos llegaban también nuevos aspirantes con un palmarés probado

Publicidad

DOBLE RÉCORD EN LAS CIEN MILLAS, PARA JON AIZPURU (22h21m54) Y EWA MAJER (27h41m47). Espectacular lucha a tres bandas la que vivimos en la prueba reina, entre el pentacampeón de Ehunmilak y hombre récord del Tor des Geants (330km) Javi Domínguez, con Unai Dorronsoro, quien llegaba como campeón de la Ultra Annecy y el subcampeón Ehunmilak 2017-18 Jon Aizpuru. Los protagonistas de los últimos podios renovaban una rivalidad ya clásica, con el paso por el ecuador de carrera marcando tiempos récord por un Jon Azipuru que apostó por correr valiente, liderando en solitario desde los primeros kilómetros. Por detrás, Unai marchó muchas horas en la plata, hasta que con el paso de los kilómetros empezó la habitual progresión de Javi Domínguez, que alcanzó a Unai tras 11h de carrera pero no lograría descolgarlo hasta seis horas más tarde, para marcharse ya solo en persecución de un Jon que lideraba con 46 min. al paso de Lizarrusti y seguía fijando nuevas plusmarcas. El tramo final hasta meta fue especialmente duro para Jon Aizpuru que aunque nunca vió peligrar su victoria, sí tuvo que vaciarse en los últimos dos kilómetros para fijar nuevo récord, lo que consiguió por apenas 7 segundos. Jon Aizpuru vencía en casa con 22h21m54 mientras Javi Domínguez firmaba la plata con 23h05m26 y Unai Dorronsoro repetía bronce con 23h50m52.

En la carrera femenina, la corredora polaca campeona del 2018 Ewa Maier, dio un recital. Demostró una vez más que desde su llegada al Goierri hace cuatro años es capaz de marcar los ritmos más altos en carrera, Si en 2016-2017 no logró rematar la victoria, tras liderar muchos kilómetros, en 2018 su oro no dejó de ser agridulce por la suspensión. Este 2019 salió desde el primer minuto volcada en hacer historia: Lo logró. Hacía nada menos que nuevo años que se sostenía la plusmarca de 28h00m fijada en 2011 por Nerea Martínez. Desde los primeros controles el ritmo de Ewa dejaba claro que hoy nos regalaría un nuevo récord, llegando a colocarse también en algunos momentos dentro del top10 absoluto de la prueba. Al final, todo Beasaín se volcaba en la meta para aplaudir y reconocer la pasión de Majer por esta carrera, que siendo tan lejos de su tierra ha adoptado como propia. La campeona Ewa Majer nos dejaba un nuevo récord de 27h41m47s Trae ella, asistimos a una bonita lucha durante muchos kilómetros entre la sueca Sofia Smedman, campeona de las 100 Millas Kullamanen y dos grandes veteranas de Ehunmilak como Elena Calvillo y Jaione Sasieta. El peso acumulado de la carrera fue inclinando la balanza y al fin el podio quedaba completo con la plata de Elena Calvillo en y bronce para Jaione con 33h54m19, mientras Soifa, desfondada abandonaban en Etxegarate cuando aun marchaba cuarta tras 130km. En las cien millas competía también el tricampeón Imanol Aleson, que apostó por la modalidad de equipos y se llevó la victoria junto a Julián Morcillo e Ixaka Oñederra, con una marca de 27h25m12s

DOBLE RÉCORD GOIERRIKO BI HAUNDIAK – 88K PARA ION AZPIROZ (10h01m51) Y UXUE FRAILE (12h11m21): En la carrera de 88km destacaban de salida nombres como la campeona aquí del 2018 Uxue Fraile quien acumulaba nada menos que tres podios en las cien millas de Chamonix UTMB. También estaba el joven Alvaro Ramos defendiendo el título 2018 ante veteranos como Ion Azpiroz, campeón del circuito Alpinultras 2016 o el tricampeón de esta prueba Dani Aguirre. Una vez dada la salida, todos estuvieron pronto en cabeza asumiendo su rol. En lo masculino, vimos a un trío de cabeza donde Ion y Alvaro corrían junto al joven Goar Lopetegui mientras Dani Aguirre se iba descolgando poco a poco y acabaría forzado al abandono. Ion y Goar se destacaban en cabeza camino al km35 en Lizarrusti y nos regalaban una lucha trepidante hasta que el veterano campeón del circuito Alpinultras lograba al fin abrir brecha en los últimos 20km y entraba campeón fijando una nueva plusmarca de 10h01m51s. Goar se llevaba la plata con 10h21m31 y Alvaro Ramos recogía el bronce con 10h38m13. Uxue Fraile llegaba hasta Beasaín con grandes altibajos, para al final superarse a sí misma luchando por el récord, lo que consiguió al cruzar en 12h11m21. Segunda fue Elisabate Ursua con 13h51 y tercera Amaia Ochoa de Olza con 14h07

RÉCORD EN LA MARATÓN MARIMURUMENDI PARA SAMUEL DÁVILA (3h29m29). En la maratón Marimurumendi también estaban inscritos ambos campeones vigentes, los catalanes Ingrid Ruiz y Aleix Bautista. Frente a Aleix, partían como rivales clave el polaco del equipo Salomon Bartozc Growycka quien ya ganó aquí en 2017 y el mexicano Samuel Dávila, en gran forma tras ganar el Marathon Ulldeter este mismo Junio. Una vez lanzada la carrera, Samuel pronto se marchó solo por delante con unos ritmos que amenazan de forma imprevista el récord del propio Aritz Egea fijado allá por 2016 en 3h31m30. Pasaban los kilómetros y el venezolano seguía volando rumbo a Beasaín donde entró al fin campeón dejando un nuevo hito con sus 3h29m29. El polaco Bartosz no pudo sino aplaudirle al llegar segundo con 3h36 mientras Iñigo Arantzamendi cerraba podio con 3h39. En la carrera femenina, victoria para Oihane Perez con 4h35 seguida de Oiahana Arratibel con 4h45 y de Maialen Gurrutxaga con 4h52

El balance de estos primeros diez años de Ehunmilak se cierra pues con una enorme alegría. Una satisfacción compartida por el abundante público, los 1.600 voluntarios del Goierri y los 1.300 corredores que desde 17 países vinieron a vivir aquí lo que muchos han definido como una carrera única, por tres razones: La belleza y dureza del recorrido, que discurre por dos parques naturales y permite coronar iconos de la montaña vasca como Txindoki y Aizkorri; La solidez de la organización, con cada voluntario volcado en asegurarse que todo corredor tenga lo que necesita, en el momento que lo necesita. Y por supuesto, esa afición guipuzcoana que se volcó durante tres días con el pelotón, durmiendo en tiendas de campaña en las crestas, formando espectaculares pasillos humanos como el de Larraitz, en plena madrugada del Viernes y haciendo una vez más realidad aquello de: “En la Ehunmilak, nunca corres solo”