Recuperación contrarreloj

14 días tienen Modric, Marcelo y Kroos para tener el alta y llegar al partido de vuelta de la Champions. «Yo confío, soy positivo siempre», decía ayer Zidane.

14 días tienen Modric, Marcelo y Kroos para tener el alta y llegar al partido de vuelta de la Champions. «Yo confío, soy positivo siempre», decía ayer Zidane.

El jugador que más veces tocó el balón en el choque entre el Real Madrid y el PSG fue Toni Kroos; Isco fue el segundo en pases del conjunto blanco y el tercero, el brasileño Marcelo. Kroos, ahora mismo, sufre un esguince de ligamento lateral externo en la rodilla izquierda. Marcelo, según se confirmó ayer, tiene una lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna derecha. Justo la misma que mantiene de baja a Modric: el croata fue la sorpresa ayer al no entrenarse por la mañana con el resto de la plantilla y no va a jugar contra el Leganés esta tarde, como Kroos y Marcelo.

Quizá, junto a Isco, son los tres jugadores con más talento en el conjunto blanco y en la entidad, se espera, se confía (y quien crea, reza) en que puedan estar listos para el partido de vuelta de la Champions contra el PSG. «Yo confío siempre, yo soy positivo», explicaba ayer Zidane en la conferencia de Prensa previa al choque de hoy contra el Leganés. «Me molesta ver a tres o cuatro jugadores fuera. No me gusta tener futbolistas lesionados y espero que sea poco. Vamos a ver si son cuatro o cinco días, si son siete... Ojalá no sea mucho», continuaba el entrenador.

Sabe el francés que un Real Madrid sin esos tres jugadores es un equipo distinto y que, sin ellos, por tanto, habría que plantear el partido de otra manera.

Porque es esa fecha, la del 6 de marzo, en la que están focalizados todos los pensamientos de los madridistas. Hoy el Madrid juega contra el Leganés el partido que se tuvo que aplazar por la disputa del Mundialito, el sábado recibe en casa al Alavés, el martes de la próxima semana visita al Espanyol y el sábado 3 de marzo, el Getafe llega al Bernabéu, en la antesala de la vuelta de los octavos. Son partidos importantes para mantener la tensión en Liga, pero incluso sin tres de los jugadores más talentosos de la plantilla, los puede sacar el Madrid si continúa mostrando la convicción con la que ha disputado los últimos choques.

En Sevilla, contra el Betis, Zidane probó con un centro del campo sin ellos (Casemiro-Kovacic y en las bandas Lucas y Asensio) y antes del descanso tampoco pudo seguir Marcelo. Es verdad que la primera parte del Real Madrid fue un pequeño naufragio sin balón, pero en la segunda, presionó arriba y se llevó los tres puntos.

Es decir, que ahora mismo, el equipo tiene confianza y recursos para doblegar a los próximos rivales pero por ninguna cabeza del club pasa que se pueda repetir un centro del campo como el del Villamarín en París.

Se confía en que Kroos sí que va a estar listo, porque es el que lleva más tiempo de recuperación. El plan es que el alemán ya dispute minutos antes del duelo trascendental, pero preocupan un poco más la lesiones que sufren Marcelo y Modric, quienes deberían estar entre siete y diez días de baja si todo marcha bien. Modric es por quien más se va tener que esforzar el equipo de fisios. «Se ha resentido en el isquio, pero la situación es que hoy no ha estado entrenando. Solo estamos pensando en recuperar rápidamente a Luka. Creo que es poca cosa. Tengo fe en toda la gente que trabaja aquí: los fisios, los doctores... que vuelva rápido con nosotros», deseaba Zizou.