Adiós a la reforma laboral: los autónomos se frenan un 70%

Las medidas anunciadas por el Gobierno generan 35.561 emprendedores menos. En 2018, se creaban 137 autoempleos al día. El pasado año se cerró con solo 39 microempresas diarias nuevas

La incertidumbre y la ralentización están pasando factura a los autónomos
La incertidumbre y la ralentización están pasando factura a los autónomos FOTO: ALBERT GEA REUTERS

Últimos datos de paro registrado: en 2019 se crearon 35.561 nuevos autoempleos menos que en 2018. El anuncio de la coalición socialcomunista de que derogará la médula espinal de la reforma laboral, que ha logrado recuperar el 70% de los empleos perdidos durante la Gran Recesión y restaurar la confianza empresarial, ya se deja notar en la economía española y en su mercado laboral. Como leerán en la información contigua, España es mayoritariamente un país de «tenderos», de pequeñas empresas. Hay 1,8 millones de empresas sin empleados y 1,2 millones con menos de cinco empleados. El simple anuncio de que el Gobierno va a endurecer las condiciones de contratación y despido retrae a los microempresarios a la hora de contratar. Si a esto sumamos las advertencias de que se fulminarán las ayudas al emprendimiento y se subirán los impuestos, quienes estaban pensando abrir una empresa echan el cierre antes de abrir. Adiós al dinamismo en la economía. Adiós a nuevas y más modernas micro-empresas y adiós, también, a las miles de start-up que miles de jóvenes sueñan con levantar, primero con sus propias manos y las de algún socio «acelerador» y luego, incorporando a más talento. Además, están las pretensiones del Gobierno de vincular las cotizaciones de los autónomos a las cotizaciones reales, una propuesta inviable en la actualidad. Primero, porque la Agencia Tributaria solo dispone de los rendimientos netos 18 meses después del cierre del ejercicio fiscal. Segundo, porque los autónomos también dan pérdidas y hay más de 400.000 emprendedores sin rendimientos netos en 2018, según el Fisco. En total, los planes de la coalición Sánchez-Iglesias dejan a casi dos millones de autónomos fuera del sistema de cotización por ingresos reales, dos tercios de los autónomos, ya que no podría determinarse de forma precisa sus rendimientos. Ante este panorama, los datos son tozudos por mucho que se retuerzan. El número de autónomos creció en 14.425 personas en 2019 hasta alcanzar las 3,269 millones de emprendedores. El avance es nada menos que un 70% inferior al de 2018, cuando el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) sumó 49.986 autónomos. Así se refleja en el análisis realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) a partir de datos del Ministerio de Trabajo. Dicho de otra forma más gráfica: en 2018 se creaban 137 microempresas al día; 2019 ha finalizado con una media de 39 nuevos autónomos cada día. «2019 ha sido un año de incertidumbre en la economía. Un año donde se comenzó legislando en favor de los autónomos y que ha dejado pasar los meses sin más apoyos», denuncia Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Nueve regiones pierden ya microempresarios

Lo peor es que hay regiones donde el emprendimiento ya se hunde. Un total de nueve comunidades han perdido autónomos este año, además de Ceuta y Melilla. Los descensos más acusados se han registrado en Aragón (-2,7%), La Rioja (-2%), Asturias (-1,4%), Castilla y León y Navarra (-1,3% en ambos). ¿Efecto de la llamada España vaciada? No. Además de en Galicia (-0,9%)y Cantabria (-0,5%) también se cae el emprendimiento en dos regiones pujantes, motores de la economía española y donde el fervor nacionalista también pasa factura en el trabajo por cuenta propia: País Vasco (con una caída del 0,9%) y Cataluña (-0,3%). En Castilla-La Mancha la situación se mantiene plana con cinco autónomos menos respecto a 2018.

Por el contrario, se han registrado subidas en Canarias (+2,9%), Andalucía (+2,2%), Baleares (+1,8%), Madrid (+1,4%), Murcia (+1,2%), Comunidad Valenciana (+1,1%) y Extremadura (+0,2%). Destaca el incremento de Andalucía en términos absolutos (11.463), que supone el 79,4% del alza nacional, coincidiendo con las medidas emprendidas por el nuevo Gobierno del PP-C’s. Por sectores, se han registrado caídas en industria (-5,5%), el comercio (-1,3%) y la agricultura, que ha perdido 227 autónomos. Sin embargo, han cerrado el año registrando el mayor incremento del número de autónomos el sector de las actividades inmobiliarias (+5,2%) y artísticas (+4,5%).