Coronavirus

La guerra de aranceles con EE UU costará 1.000 millones al sector agroalimentario español

Insta al Gobierno a impulsar la relación bilateral con la Administración de Trump y a la CE medidas compensatorias para España

El sector olivarero es uno de los más afectados
El sector olivarero es uno de los más afectadosLa Razón (nombre del dueño)La Razón

El sector agroalimentario español ha entrado en alerta roja. La intención del Gobierno de seguir adelante con la aprobación de la tasa Google -aunque con matizada y reducida versión tras las amenazas de la Administración Trump- y las secuelas de la denuncia por las ayudas a Airbus ha puesto en jaque al campo español que ha lanzado una llamada de alerta ante el “grave impacto” que están teniendo los “injustos” aranceles impuestos por la Administración de Donald Trump, que provocarán unas pérdidas de casi 1.000 millones de euros en el caso de que estas tasas se amplíen, como ha amenazado.

La plataforma contra los aranceles de Estados Unidos, que está formada por FIAB, Asoliva, Asemesa, Ance, Anfaco-Cecopesca, Aecafé, Cerveceros de España, Espirituosos de España, Fenil, FEV, Fenaval, Produlce, Cooperativas Agro-Alimentarias, Asaja, COAG, UPA y Cecrv se ha unido para hacer frente a esta situación, que se agravará aún más en el caso de los nuevos aranceles que podrían establecerse a más alimentos y bebidas españoles, que generaría una situación “aún más grave” y provocar pérdidas netas de 969,31 millones de euros, lo que significaría una caída de las exportaciones totales al mercado estadounidense del 52,7% con respecto a 2019, según las estimaciones de la plataforma.

Desde el pasado 18 de octubre, la importación de algunos productos agroalimentarios españoles está gravada con un arancel del 25%, debido al conflicto comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea a propósito del litigio Boeing-Airbus. La medida afecta a productos como el aceite de oliva, cierto tipo de vinos, aceituna de mesa, queso fresco, carnes frescas y congeladas de porcino, embutidos de porcino, cítricos, licores y frutas transformadas. Pero estas asociaciones temen que vaya a ampliarse aún más la lista tras la confirmación del Ejecutivo español de que no dará marcha atrás en la aprobación de la futura tasa a los servicios digitales, la conocida como tasa Google, que afecta principalmente a los gigantes tecnológicos estadounidenses.

La plataforma ha instado al Gobierno de Pedro Sánchez a que exija al sector aeronáutico, como ya se ha hecho en otros países, su alineamiento con lo exigido por la OMC respecto a las ayudas percibidas. Además, ha solicitado al Ejecutivo que impulse la relación bilateral con Estados Unidos. En este sentido ha pedido que se recupere la relación institucional a través de la Casa Real para promover una situación “favorable” para la imagen negociadora y comercial de España.

Asimismo, el sector también ha pedido a la Comisión Europea la toma de medidas compensatorias para España como uno de los más afectados por los aranceles, y solicita que la distribución del arancel sea proporcional al porcentaje de participación en Airbus, en la que España participa menos de un 5%. La plataforma ha recordado que desde agosto de 2018, el sector de la aceituna negra de mesa sufrió la imposición de aranceles del 35% y, en octubre de 2019, la Administración Trump aplicó una tasa del 25% a 113 productos de la industria de alimentación y bebidas española en represalia por el caso Airbus. Si se comparan las ventas de productos afectados en el periodo comprendido de noviembre 2019 a abril 2020 con el mismo del ejercicio anterior, las exportaciones de los productos afectados han caído un 10,5%.

De esta forma, la plataforma señala que, dado que los productos afectados por el arancel representan el 53,1% sobre el total de alimentos y bebidas exportados a EE UU, se ha producido una pérdida real de 193,57 millones de euros en las ventas realizadas hasta abril de 2020. Por ejemplo, el sector olivarero teme que EE UU incremente en agosto hasta el 100% los aranceles a la aceituna verde e incluso extenderlo a la aceituna negra, lo que agravaría la ya dramática situación del sector. Según estimaciones de Asemesa, “están en juego” 100.000 toneladas de aceitunas y 35.000 hectáreas de olivar, situación que afectaría a 7.000 agricultores que se quedarían sin poder vender sus aceitunas.

Estados Unidos es el segundo país de destino para las exportaciones de alimentos y bebidas españoles fuera de la Unión Europea. En 2019, las exportaciones alcanzaron los 1.838 millones de euros, por lo que es un mercado “imprescindible” para el sector y que “difícilmente puede sustituirse en la diversificación hacia otras áreas comerciales”, según recuerda la plataforma. “La crisis del coronavirus ha vuelto a poner de manifiesto la importancia estratégica del sector y es imprescindible que el Gobierno español de manera bilateral y la Unión Europea continúen negociando con Estados Unidos para eliminar estos aranceles injustos”, ha indicado el director general de FIAB y portavoz de la plataforma, Mauricio García de Quevedo.