Acciona, ACS, FCC y Ferrovial pujarán por el AVE británico

El proyecto ferroviario entre Londres y Birmingham costará hasta 15.000 millones

Las empresas ferroviarias españolas Acciona, ACS, FCC y Ferrovial forman parte de los nueve consorcios que han sido preseleccionados por Reino Unido para pujar por los distintos lotes que comprenden la primera fase del AVE británico, HS2, por un total de entre 9.000 y 15.000 millones de euros. La ruta diseñada unirá Londres y Birmingham. Este proyecto también supondrá la creación de, aproximadamente, 14.600 puestos de trabajo, estima la firma promotora.

Cada uno de los nueve grupos podrá pujar por entre uno y cuatro tramos del total de siete en que se divide la construcción de esta línea, de 225 kilómetros de longitud y que constituye la primera fase del proyecto del AVE. En concreto, Acciona Infraestructuras participa en un consorcio de la mano de John Sisk & Son y Lagan Construction Group, que puja por el lote C3 –Brackley-túnel de Long Itcchington Wood– y que está valorado entre 760 y 1.140 millones de euros. Además, está previsto que se contrate en 2017, para que las obras empiecen un año después, según informa la HS2, la compañía británica pública promotora del proyecto.

Por su parte, ACS figura en un consorcio a través de Dragados, Hochtief y junto a GallifordTry Infraestructure. La compañía está interesada en el lote S1 –túneles Euston– que está valorado entre 760 y 1.140 millones de euros; el C2 –North Portal Chiltern Tunnels y Brackley– entre 1.015 y 1.650 millones. También pujará por el C3 y el N2 –Delta Junction y West Coast– por el mismo coste que el anterior.

FCC Construcción se ha aliado con la británica Laing O’Rourke Construction y Murphy and Sons. La empresa ha mostrado su interés por los lotes N1 –Long Itchington Wood Green Tunnel y Delta Junction– valorado entre 1.140 y 1.900 millones; N2 y C1 –túneles Chiltern y viaducto de Colne Valley– por 1.015-1.650 millones de euros. La última empresa en cerrar la lista, Ferrovial, junto a Morgan Sindall y BAM Nuttall, participa en otro de los consorcios para optar a los tramos S1, S2 –Northolt tunnels– con un coste de entre 1.080 y 1.770 millones, N1 y N2.

Con este proyecto, Ferrovial, ACS y FCC reforzarían la presencia que tienen en el país, mientras que para Acciona supondría desembarcar en este mercado con su negocio constructor. Además de su experiencia en la construcción de la red AVE de España, estas constructoras han participado también en la ejecución del Crossrail, la red ferroviaria subterránea de Londres.

Competencia mundial

Las cuatro empresas de la «marca españa» tendrán a su vez que competir con otros grupos internacionales, entre los que figuran el resto de las principales constructoras del mundo.

Así, la constructora estadounidense Bechtel competirá en solitario, mientras que la francesa Bouygues Travaux Publics lidera otro de los consorcios. Otros dos grupos están integrados por sendas alianzas anglofrancesas: uno compuesta por Balfour y Vinci, y el otro por Carillion y Eiffage. El quinto consorcio internacional está integrado por la asociación sueca Skanska Construction y la austriaca Stragbag.

Todos los consorcios han manifestado su intención de competir por cuatro de los siete tramos, el máximo permitido por el proceso de concurso público, aunque al final sólo podrán resultar adjudicatarios de dos de ellos. Sin embargo, Bechtel y Acciona únicamente pujarán por uno, siendo ambos la excepción, según la publicación británica «Construction Enquirer». Todos los lotes se estructurarán en dos partes, que comprenden el diseño y la construcción para fomentar así la innovación y la flexibilidad. Se espera que los siete contratos se firmen el próximo año para que el servicio este listo en 2026.

La HS2 destacó que «los grupos que demuestren los mejores resultados en términos de precio y eficiencia en la construcción de esta primera fase serán invitados a pujar en la siguiente, prevista para la próxima década». Esta segunda fase consistirá en 64 kilómetros adicionales entre Birmingham y Crewe, y que se espera que esté operativa en 2027. Además, en el futuro existe la posibilidad de extender la línea de alta velocidad hasta Edimburgo y Glasgow (Escocia).

Españoles por el mundo

- AVE La Meca-Medina

El proyecto de diseño, construcción, suministro de trenes y mantenimiento durante 12 años del nuevo tren de alta velocidad entre las ciudades saudíes de La Meca y Medina supone 6.736 millones de euros. Corre a cargo de un consorcio hispano-saudí integrado por doce empresas españolas. La línea, de 440 kilómetros, se inaugurará en 2017.

- AVE Los Ángeles-San Francisco

El AVE de California será la primera línea ferroviaria de alta velocidad de Estados Unidos y su construcción contará con la participación de empresas españolas. Ferrovial y ACS se han adjudicado las obras de sendos tramos de la infraestructura. Una vez que esté completada en 2029, el tren unirá los 600 kilómetros que separan San Francisco y Los Ángeles en algo menos de tres horas.

- AVE Estambul-Ankara

Inaugurada en 2014, la línea ferroviaria de alta velocidad entre la capital de Turquía y la principal ciudad del país fue desarrollada con la participación de empresas españolas. Un consorcio liderado por OHL llevó a cabo la construcción de 206 kilómetros de vía, de los 533 totales, en un proyecto valorado en 655 millones de euros.

- Metro de Panamá, Lima, Riad, Doha, Sídney y Ottawa

Las constructoras españolas participan en multitud de proyectos de ferrocarriles metropolitanos. Destacan sobre todo el metro de Riad (Arabia Saudí), liderado por FCC y valorado en 6.030 millones de euros, así como el metro de Lima (Perú), de 3.900 millones. También están involucradas en las obras del metro de Doha (Qatar) y en los metros ligeros de Sídney (Australia) y Ottawa (Canadá).