Ana Botín dice que España puede convertirse en la «Florida de Europa»

La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, durante su intervención en la decimoquinta edición de la Cumbre anual del Consejo Mundial del Turismo (WTTC), hoy en Madrid
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, durante su intervención en la decimoquinta edición de la Cumbre anual del Consejo Mundial del Turismo (WTTC), hoy en Madrid

La XV Cumbre Mundial del Turismo echó ayer el cierre en Madrid con la convicción de que España tiene un prometedor potencial turístico, incluso por encima de la media internacional. «Este 2015 superaremos con seguridad la cifra récord de 65 millones de turistas extranjeros que llegaron en 2014 y, según las previsiones, si mantenemos este nivel sostenido de crecimiento, España recibirá en 2030 la friolera de 90 millones de visitantes internacionales», afirmó Simón Pedro Barceló, presidente del Grupo Barceló y de la Agrupación de Cadenas Hoteleras, durante su intervención en la cumbre. En esta línea, Ana Botín, presidenta del Banco Santander, aseguró que «España puede convertirse en la Florida de Europa, pues hay un mercado del tamaño de Estados Unidos que espera tras nuestras fronteras». Para conseguirlo, añadió, «hay que ir un paso por delante de las necesidades del cliente, y eso significa saber adaptarse a las nuevas tecnologías, pero sobre todo con la mentalidad de fidelizar al usuario final, una cuestión que vale tanto para el turismo como para la banca».

Reinventar la oferta

Para lograr la maduración de España como destino a nivel mundial, sin embargo, los expertos de la industria reunidos en Madrid coincidieron en que es necesaria una reestructuración de la oferta. «Nuestro país ha sido un éxito en sol y playa, pero no hay mucho margen para seguir creciendo en esa línea; la oportunidad de desarrollo está en el turismo urbano y en los destinos de interior, sobre todo de cara a atraer a los mercados emergentes procedentes de Latinoamérica y de Asia, aunque antes debemos prepararnos para saber atender a esos viajeros», argumentó Barceló.

Madrid lidera el crecimiento turístico de España y se presentó ayer en la cumbre como «el primer destino urbano de nuestro país», según palabras de su alcaldesa, Ana Botella, durante el panel dedicado a la capital española. Parte del éxito de Madrid radica en la unión del sector público-privado en favor del turismo, una suma de fuerzas que defendió Isabel Borrego, secretaria de Estado de Turismo, quien hizo hincapié en que «la prioridad del Gobierno es que todos los destinos de nuestro país sean atractivos, ya que eso permitirá vertebrar la economía en todas las regiones».

«La necesidad de reinventarse», lema de esta cumbre, describe muy bien el proceso de Iberia en los dos últimos años, «pues ha sido capaz de pasar de las pérdidas a los beneficios gracias a la transformación de su estructura y al compromiso de sus empleados», afirmó Luis Gallego, presidente de la aerolínea, quien adelantó que «a medio plazo Iberia volará a Asia, pues por ahí pasa el futuro de la industria turística mundial».