Berlín critica los acuerdos secretos fiscales de Luxemburgo

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, criticó hoy los subterfugios que emplean algunas multinacionales para pagar menos impuestos, tras desvelarse los acuerdos secretos fiscales entre Luxemburgo y 340 empresas. Schäuble atacó aunque de forma indirecta al Gran Ducado en una comparecencia ante el pleno del Bundestag (cámara baja) para explicar el acuerdo suscrito recientemente por Alemania y otros 50 países, entre ellos España, para compartir información fiscal de manera automática.

"No puede ser que unos pocos se enriquezcan a costa de muchos", aseguró el ministro de Finanzas, hombre de confianza de la canciller Angela Merkel, agregando de seguido que esto vale "tanto para estados como para empresas", "para grandes y pequeños".

Según desveló hoy el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), Luxemburgo autorizó cientos de complejas construcciones financieras para que firmas como Pepsi, Ikea, E.ON o Deustche Bank se ahorrasen sustanciales impuestos.

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, afirmó hoy que las prácticas fiscales del Gran Ducado "respetan las reglas internacionales"y que por tanto no se ha hecho "nada malo", según medios locales.

La Comisión Europea (CE) dijo por su parte que actuará si los acuerdos fiscales de Luxemburgo no se ajustan a la normativa comunitaria de ayudas de Estado.

En declaraciones a Efe, el portavoz jefe de la CE, Margaritis Schinas, aseguró que "si los esquemas de ayudas de Estado de Luxemburgo no se ajustan a las normas del mercado interior, se actuará".