Trump hace ganar fortunas a sus seguidores en Twitter sin querer

Trigger Finance, la compañía estadounidense, ha desarrollado una nueva herramienta para su aplicación móvil que alerta a los usuarios cuando Donald Trump tuitea sobre una empresa cotizada en la que han invertido.

Esto lo logra a través de "Trump Trigger", aunque solo se encuentra disponible para iPhone de momento. Lleva estando disponible desde principios de enero con el fin de que los inversores tengan tiempo para anticiparse o reaccionar de inmediato a los cambios en el precio de sus acciones, en tanto que se ha demostrado que los mercados prestan mucha atención a los comentarios de Trump en Twitter.

Un solo tuit desfavorable del presidente electo puede repercutir en miles de millones de dólares de capitalización de mercado de las grandes empresas, al desencadenar en importantes bajadas en su cotización en Bolsa.

Según afirma Rache Mayer, cofundadora y directora ejecutiva de Trigger Finance, sus usuarios ven esto como una oportunidad de inversión y una forma de gestionar el riesgo de su cartera.

Nadie está a salvo de los tweets de Trump

Es destacable el hecho de que Trump se ha mostrado irreflexivo en muchos de sus tweets. Por poner un ejemplo, la compañía aeronáutica Boeing sufrió las consecuencias de un Tweet de Trump cuando el pasado mes de diciembre el presidente electo de los Estados Unidos criticó el coste que supone producir un avión Air Force One. Como consecuencia de ello las acciones de Boeing cayeron cerca de un 2% en las horas siguientes.

Tras este incidente se demostró que los datos que manejaba Trump eran incorrectos y Boeing tuvo que responder en tiempo récord para aclarar que su avión cuesta 170 millones de dólares, no los 4.000 millones que había afirmado el magnate en su tuit.

Lo mismo le ocurrió al fabricante aeronáutico Lockheed Martin, sufrió una bajada del 2,5 % en Wall Street como consecuencia de un tuit de Trump en el que aseguraba que su programa de fabricación de aviones de combate F35 es "demasiado costoso".

Otra empresa afectada, esta vez fuera de las fronteras de Estados Unidos, fue la compañía japonesa Toyota que tuvo que refutar un mensaje del magnate en el que advirtió de que la empresa se enfrentaba a aranceles más altos si decidía construir una nueva planta en México para producir automóviles y exportarlos a EEUU.

140 caracteres bastaron para que el valor en Bolsa de Toyota Motors cayera en más de 1.200 millones de dólares.

Lo que Trump quita, Trump lo da

En la otra cara de la moneda nos encontramos el caso de Fiat Chrysler, Trump elogió su intención de invertir 1.000 millones de dólares en dos de sus plantas de EEUU, lo que hizo que sus acciones subieran un 1,4 % a media sesión.

La emisora CNN aseguró haber hablado con varios directivos de empresas tecnológicas de California que tienen a empleados pendientes de la red social a altas horas de la madrugada ante el temor de que Trump les mencione en uno de sus mensajes matutinos y haga caer en picado las acciones de la compañía.