El Banco de España certifica la fortaleza de la recuperación económica este trimestre

La economía mantiene su dinamismo en los primeros meses de 2015

El Banco de España asegura que la economía española continúa con su trayectoria ascendente, de acuerdo con los datos disponibles de los dos primeros meses del año. En su Boletín Económico correspondiente al mes de febrero, la institución monetaria que gobierna Luis Linde confirma que el crecimiento del PIB del último trimestre de 2014 fue del 0,7%, dos décimas por encima del registrado en el trimestre anterior, lo que ha permitido que la economía española haya elevado su ritmo de crecimiento interanual al 2%, para cerrar el ejercicio con un aumento medio del 1,4%.

Para el Banco de España, el consumo de los hogares ha tenido una contribución destacada en la marcha de los últimos trimestres. Mañana, el Instituto Nacional de Estadística tiene previsto dar a conocer pormenorizadamente los datos de contabilidad nacional del conjunto del año 2014, que permitirán conocer a cuánto asciende la aportación de la demanda interna al crecimiento del PIB y del sector exterior. Según los últimos datos trimestrales, este último está cediendo el testigo al sector doméstico.

El banco central basa sus previsiones en los indicadores de opinión, como el índice de confianza de los hogares y de los comerciantes minoristas que han registrado notables avances, y en datos constatados, como el crecimiento de las matriculaciones.

Trabajo y tipo de interés

El mejor comportamiento del gasto de los hogares en los últimos meses tiene su origen en la mejor evolución del mercado de trabajo y en la mejoría que se registra en las condiciones financieras. Los tipos de interés para la compra de una vivienda se han reducido en 24 puntos básicos (-0,24%), hasta situarse en el 2,6%, mientras que los destinados al consumo lo han hecho en 65 puntos básicos, para quedarse en el entorno del 6,4%.

Por lo que a la industria se refiere, el Banco de España apunta también a una prolongación de la reciente fase de dinamismo de la actividad. El índice de producción industrial está moderando su caída intermensual y hay un avance en el ritmo de expansión de los nuevos pedidos. La inversión empresarial ha mantenido una evolución favorable en enero, que se ha hecho más notoria en los bienes de equipo. Esta impresión se ha dejado sentir en las nuevas operaciones crediticias de menos de un millón de euros, que avanzaron en el último mes del pasado año a ritmos del 16%. En los créditos de más de un millón de euros se ha observado por primera vez un aumento a finales de 2014.

Los indicadores de empleo, dice el banco emisor, mostraron también un comportamiento favorable en enero, como lo demuestra el crecimiento de las afiliaciones a la Seguridad Social.