El Banco de Portugal asegura que los depositantes del BES pueden «estar tranquilos»

El Banco de Portugal ha asegurado sobre la situación financiera del Banco Espírito Santo que «no existen motivos que comprometan la seguridad de los fondos confiados, por lo que los depositantes pueden estar tranquilos».

El Banco de Portugal ha vuelto a salir al paso de la incertidumbre que rodea a Banco Espíritu Santo (BES) y ha subrayado que la entidad cuenta con capital "suficiente"para afrontar cualquier eventual impacto negativo derivado de su exposición al Grupo Espíritu Santo.

"BES mantiene un montante de capital suficiente para afrontar eventuales impactos negativos asumidos por la exposición asumida al sector financiero de Grupo Espírito Santo (GES) sin poner por ello en peligro el cumplimiento de los coeficientes mínimos de capital en vigor", indicó el banco central luso.

Asimismo, el Banco de Portugal aseguró que "no hay motivos que pongan en peligro la seguridad de los fondos confiados al BES por lo que los depositantes pueden estar tranquilos".

La mayor entidad portuguesa por volumen de activos y segunda por capitalización de mercado precisó en un comunicado remitido a la Comisión de Mercados de Valores Mobiliarios (CMVM) que permanece a la espera de conocer el plan de reestructuración de Grupo Espírito Santo para calcular las pérdidas potenciales por su exposición.

"El comité ejecutivo de BES cree que las pérdidas potenciales derivadas de la exposición al Grupo Espírito Santo no pondrán en riesgo el cumplimiento de las exigencias regulatorias de capital", declaró la entidad en un comunicado, donde señala que "no aumentará su exposición al Grupo Espírito Santo".

La entidad lusa subrayó que a 31 de marzo de 2014 mantenía unas reservas consolidadas de capital de 2.100 millones de euros, por encima del mínimo regulatorio de capital común Tier I del 8%.