Actualidad

El Brexit, la Comisión, la PAC y el dinero, retos del nuevo curso

El sector agrario español estará pendiente de él y de los posibles recortes de fondos.

El sector agrario español estará pendiente de él y de los posibles recortes de fondos.

Publicidad

La formación de la Comisión Europea con la designación del nuevo comisario de Agricultura y el Brexit son dos de los retos a corto plazo del nuevo curso de política agraria en la Unión Europea. El 1 de noviembre debería comenzar a funcionar el próximo Colegio de Comisarios presidido por la alemana Ursula von der Leyen; sin embargo, existe la posibilidad de que ese plazo no se cumpla porque el Parlamento Europeo «suspenda» en el examen a alguno de los candidatos que han presentado los Estados miembros, o a todo el equipo en su conjunto, porque no sea paritario entre hombres y mujeres, por ejemplo.

En este paquete va la persona que ocupe la Comisaría de Agricultura; durante los últimos días ha trascendido que la presidenta ha ofrecido este puesto al representante de Polonia, país que está llamado a convertirse en una potencia agraria en la UE, una vez que se modernicen sus estructuras. El otro reto preocupante a medio plazo es el Brexit, porque el próximo 31 de octubre finaliza el plazo actual para la salida del Reino Unido de la UE y, tal y como están las cosas ahora mismo, será «por las bravas». Desde el punto de vista agrario interesa especialmente lo que suceda en el capítulo presupuestario y si el Reino Unido abonará la factura de 43.000 millones de euros que reclama Bruselas para saldar sus compromisos; de no hacerlo repercutirá en las negociaciones sobre el Marco Financiero 2021/27. También se deberá prestar atención al régimen comercial, que afectará a los envíos de mercancías agrarias a este país. A corto y medio plazo destacan otros dos retos: las negociaciones del Marco Presupuestario 2021/27 y las relativas a la nueva PAC. Ambos procesos están íntimamente relacionados. En el caso del primero de ellos, del que depende el dinero que habrá para financiar la PAC en ese periodo, se reanudarán las conversaciones de los representantes de los Estados miembros en los próximos días, para preparar las decisiones de los Jefes de Estado y de Gobierno.

El plazo que se maneja en Bruselas para llegar a un acuerdo es finales de año, pero no hay que descartar que este asunto pase al primer trimestre de 2020. Conviene recordar que, mientras no se sepa la cantidad de dinero con la que contará finalmente la PAC, será muy difícil que los ministros de Agricultura avancen de verdad en las negociaciones. Podrán discutir los aspectos técnicos de la misma, pero siempre pendientes de que se cierre el capítulo presupuestario. Las propuestas de la Comisión que se debaten hasta ahora recogen un recorte del dinero de la PAC de entre el 5 y el 15%, dependiendo de cómo se hagan los cálculos.