El Eurogrupo avalará hoy la reforma bancaria e inyectará 1.865 millones

Discutirá la aportación de los países que pidan un rescate financiero

El holandés Jeroen Dijsselbloem, junto a Jean-Claude Juncker
El holandés Jeroen Dijsselbloem, junto a Jean-Claude Juncker

Los ministros de Economía de la eurozona aprobarán hoy el desembolso del segundo tramo de 1.865 millones de euros del rescate bancario a España tras constatar que el Gobierno de Mariano Rajoy ha cumplido todas las condiciones exigidas para recibir la ayuda. Tras el visto bueno político del Eurogrupo, el consejo de administración del fondo de rescate (MEDE) autorizará formalmente el pago el 28 de enero, de forma que la ayuda llegará a España a principios de febrero, según informa Ep.

Otro de los puntos destacados de la agenda del Eurogrupo de hoy es la polémica recapitalización directa de la banca, sobre la que los Diecisiete tendrán una discusión política en la que abordarán la delicada cuestión de los activos heredados, es decir, la posibilidad de aplicar la recapitalización directa de manera retroactiva a los rescates ya realizados.

Recapitalización directa

Los ministros de la zona euro estudiarán si los países que accedan a la recapitalización directa de la Banca desde los fondos de rescate europeos tendrán que aportar parte de la financiación, según fuentes comunitarias, una participación que podría situarse entre el 5% y el 15%.

Los 1.865 millones del tramo del rescate se destinarán a recapitalizar BMN (que recibirá 730 millones), Banco Ceiss (604 millones), Liberbank (124 millones) y Caja3 (407 millones). «La situación macroeconómica en España sigue siendo un desafío, pero podemos estar satisfechos de cómo se está desarrollando el programa» del rescate bancario, dijo un alto funcionario de la eurozona.

«Todas las condiciones se han cumplido y todo está yendo según el plan», agregó. Los ministros examinarán el informe preparado por la Comisión sobre el rescate bancario español, que señala que el programa «va en gran medida en la buena dirección». No obstante, constata «una serie de problemas operativos» en el «banco malo» que gestiona los activos inmobiliarios transferidos por las entidades que han recibido ayudas (Sareb), «incluyendo la elaboración de un buen plan de negocio», según ha explicado el ministro holandés de Finanzas y futuro presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en un informe a su Parlamento.