MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
22:08
Actualizado

El frenazo alemán lastra la llegada de turistas a España

Las pernoctaciones germanas caen un 11,8%. Los españoles salvan el mes de julio con un 4,7% más de registros en hoteles y hostales

  • El PIB alemán sufrió una contracción del 0,1% en el segundo trimestre. En la imagen, unos turistas alemanes en Mallorca
    El PIB alemán sufrió una contracción del 0,1% en el segundo trimestre. En la imagen, unos turistas alemanes en Mallorca

Tiempo de lectura 2 min.

24 de agosto de 2019. 03:04h

Comentada
Inma Bermejo.  24/8/2019

ETIQUETAS

Los españoles van al rescate del sector hotelero tras la espantada de turistas alemanes. Las pernoctaciones de viajeros nacionales consiguieron compensar en julio el declive del segunda país emisor, Alemania, cuyas estancias cayeron un 11,8% en tasa anual, según los datos de coyuntura turística publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La afluencia de turistas españoles a hoteles consiguió salvar los datos de ocupación del sector, que alcanzó un 4,7% más de registros que en el mismo mes de 2018 y una subida global del 1,1%.

La crisis geopolítica golpea a España en una de sus áreas económicas más importantes. El atractivo de «sol y playa» español está siendo eclipsado por otros destinos más baratos como Túnez, Egipto o Turquía. Pero esta no es la única causa del descenso de la demanda extranjera. Alemania, uno de los principales mercados emisores de visitantes no residentes, se desploma junto a su economía. El mercado germano, que ha concentrado el 17,4% del total de estancias hoteleras en julio, retrocedió por tercer mes consecutivo tras los datos también negativos de junio (3,9% menos) y mayo (-15,8%). El retroceso podría estar en consonancia con el frenazo de la economía alemana, cuyo PIB sufrió una contracción del 0,1% en el segundo trimestre del año. En este contexto, el ocio y el turismo quedan a un lado. A esta desplome se suman las caídas del turismo francés (-1,3%) y holandés (-2,8%).

Los españoles no los únicos salvadores. El principal mercado emisor, el británico, elevó el número de estancias hoteleras en un 1,2% en tasa interanual y ocupó más de 7 millones de noches de hotel. Sin embargo, un inminente Brexit salvaje provocaría la caída del PIB británico, así como la depreciación de su divisa frente al euro. Esto se traduce en que, al cambio, sea más caro visitar España.

Los hoteles más castigados por este pinchazo de turistas foráneos fueron Canarias (4,4% menos) y Baleares (-1,6%). Estos últimos concentraron el 34,7% de pernoctaciones en julio. Cataluña obtuvo el segundo lugar con el 21,5% del total de estancias y mejoró el número de registros extranjeros (2,4% más).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs