El primer trimestre cerrará con 522.000 empleados más que hace un año

La recuperación económica volverá a notarse en la actividad económica de los diferentes sectores laborales
La recuperación económica volverá a notarse en la actividad económica de los diferentes sectores laborales

El año ha comenzado con fuerza y claros signos positivos en los tres primeros meses de 2015 en lo que se refiere al empleo. Al mejor enero y el mejor febrero de toda la crisis le siguió un mes de marzo con el mayor descenso del paro en los últimos trece años y el crecimiento del empleo más importante de toda la serie histórica. Todo ello pese a tratarse de un trimestre tradicionalmente malo para los trabajadores debido a la estacionalidad. Sin embargo, la recuperación económica parece haber cogido «carrerilla» y la campaña de Semana Santa ha sido excepcional para el sector turístico, uno de los motores principales de España. Por eso, todo apunta a que la próxima Encuesta de Población Activa (EPA) seguirá esta línea positiva. La estadística será publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) este jueves.

Según el estudio Avance del Mercado Laboral que publica Asempleo –la asociación de empresas de trabajo temporal–, la ocupación se incrementará en 522.000 personas en el primer trimestre de 2015 en comparación con el mismo periodo del año pasado. Aunque el número de ocupados caerá respecto al último trimestre de 2014 –tradicionalmente bueno por el efecto de la campaña de Navidad–, el descenso tendrá «mucha menos intensidad que en el mismo trimestre del año pasado». La EPA cerró 2014 con 17,57 millones de ocupados y Asempleo prevé que el primer trimestre de 2015 termine con 17,47 millones. Esto significa que habrá unas 100.000 personas menos trabajando que hace tres meses. Hace un año la caída del empleo fue de 185.000 personas, casi el doble. En 2013 la bajada intertrimestral fue de más de 300.000 trabajadores.

«Aun cuando es posible que la Semana Santa haya sesgado los resultados en materia de generación de empleo –el año pasado se celebró a mediados del mes de abril–, lo cierto es que la dinámica de mejora laboral se confirma y gana intensidad en la primera mitad de 2015», apunta Asempleo. La tasa de paro se situará en el 23,9%, según los cálculos de la patronal de las empresas colocadoras de trabajadores. Esta cifra supone un descenso de dos puntos porcentuales respecto al primer trimestre de 2014. En aquel momento, la tasa de paro cerró en el 25,9%. El factor estacional también hace mella en esta estadística. El paro aumenta dos décimas porcentuales respecto al último trimestre de 2014, cuando cerró en el 23,7%.

El «efecto desánimo» se diluye

Se observa además una menor caída interanual de la población activa. El «efecto desánimo» se sigue diluyendo en el arranque del año. Esto significa que debido a la mejora de la situación económica se está produciendo un «efecto llamada» de personas que habían renunciado a encontrar un empleo por culpa de la crisis y que ahora tratan de reincorporarse al mercado laboral.

Para Asempleo, el mes de marzo ha sido fundamental para consolidar estos buenos datos. «Los registros laborales de marzo son positivos sin paliativos, en un contexto de aceleración de todos los indicadores del mercado de trabajo y de la actividad económica». En el lado menos bueno, Asempleo se refiere a la falta de formación continua de los trabajadores. Sólo el 11% de los ocupados realiza cursos de formación.