Actualidad

España garantiza a Europa que cumplirá con el déficit

De Guindos mantiene que no será necesario prolongar el rescate bancario

Luis de Guindos, salió ayer al paso de las dudas mostradas por el Banco Central Europeo respecto al cumplimiento del objetivo de déficit para este año, cifrado en 6,5%

El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, salió ayer al paso de las dudas mostradas por el Banco Central Europeo respecto al cumplimiento del objetivo de déficit para este año, cifrado en 6,5%. En el marco de la reunión informal de ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro (Eurogrupo) que se celebró entre ayer y hoy en la capital lituana, De Guindos aseguró que España cumplirá con sus compromisos . «Las noticias sobre el déficit van a ser positivas, tanto respecto al año pasado como a este ejercicio», afirmó. «Creo que España va a cumplir sus compromisos en el objetivo de déficit público este año y también cuando presentemos el presupuesto para el año que viene a finales de este mes», manifestó el titular de Economía, para quien la cifra es «alcanzable, realizable».

Su convencimiento se basa, entre otras cosas, en que «hemos ido obteniendo ahorros importantes en el ámbito de los intereses de la deuda», lo que supone más de 5.000 millones de euros. El optimismo mostrado por De Guindos coincidió con el del vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn. El responsable económico del Ejecutivo comunitario aseguró que España está corrigiendo sus desequilibrios económicos y existen «algunos signos de que la situación económica está cambiando de rumbo», aunque advirtió de que «es importante que se mantenga en el camino» de las reformas y los ajustes emprendidos.

Prolongar el rescate

Durante la reunión de Vilna también surgió la cuestión de la posible prolongación del rescate bancario español, que termina en diciembre. De Guindos mantiene que no será necesario, pero en la práctica existen posibilidades de que pueda irse más allá, puesto que se aprobaron hasta 100.000 millones de euros y sólo se han utilizado 41.000 millones. Además, las normas europeas prevén mantener la vigilancia hasta que se haya devuelto el 75% del préstamo. Según Rehn, el programa español va «por el buen camino, lo que está ayudando a restablecer la salud y resistencia del sector bancario y la industria financiera en España, una base muy importante para garantizar que el crédito fluya mejor a los hogares y las empresas, especialmente las pymes».

«Es indispensable» que la revisión de la calidad de los activos y los test de estrés se haga de forma «convincente y creíble» y que el programa de reparación de la banca se concluya «con el mismo rigor y determinación con el que se ha hecho hasta ahora», dijo Rehn.

El representante alemán en el directorio del BCE, Jorg Asmussen, señaló que, antes de la próxima ronda de test de estrés que hará el BCE en el verano de 2014, debe quedar claro cómo se cubrirán los posibles déficits de capital.

En la práctica, la CE prefiere tener previsto «algún tipo de acompañamiento» para España tras la salida del programa, como por ejemplo una línea de crédito preventiva, para no tener que improvisar una solución de emergencia ante nuevas necesidades de capital.

Con todo, fuentes de Economía recalcaron que el actual programa europeo de ayuda al sector bancario progresa de acuerdo a lo previsto. Insistieron además en el que el Tesoro Español se financia en mejores condiciones que hace un año. La discusión sobre las opciones de salida del rescate bancario de España tendrá lugar cuando se conozcan los resultados de la cuarta misión de la troika del 23 de septiembre.

Los ministros de Economía de la zona euro hicieron además un análisis de la situación económica y la conclusión fue la necesidad de seguir con las reformas. «Ciertamente no es el momento de gritar que la crisis está resuelta. Eso es claramente prematuro», manifestó el vicepresidente de la CE, Olli Rehn. A su juicio, «hay riesgos en esta recuperación, como la complacencia en las políticas y en términos de reformas». «La complacencia es un lujo que simplemente no podemos permitirnos», aseguró. Por su parte, Jorg Asmussen insistió en que «hay algunos brotes verdes, pero nada que justifique la organización de una gran fiesta ya ahora».

La recuperación será «muy gradual en la eurozona durante la segunda mitad del año». «Es demasiado pronto, sin embargo, para ser complacientes. Necesitamos seguir con nuestras reformas y es lo que vamos a hacer» dijo a su vez el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

Quien más inquieta es Francia, por la política que mantiene el socialista François Hollande, e Italia, por la inestabilidad política que sufre el país. Rehn recalcó que Francia debe «hacer mucho más, especialmente para restablecer la competitividad en materia de costes», lo que implica mejorar los costes laborales.

El FMI vuelve a pedir rebajas de sueldos

A pesar de los signos de estabilización que han aparecido, la economía española aún debe afrontar los desafíos de un periodo prolongado de bajo crecimiento y un elevado desempleo, así como de las tensiones fiscales, según advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un informe en el que considera necesario incidir en la devaluación interna (rebaja de salarios, principalmente), y adoptar nuevas reformas laborales encaminadas a terminar con la dualidad existente. Las reformas del Gobierno deberían concentrarse en generar crecimiento y empleo, así como en contribuir al desendeudamiento del sector privado y en apoyar el crédito a la vez que se salvaguarda la estabilidad financiera, informa Ep.