«Forfaiting», financiación completa e integral para empresas

Bravo Capital dispone de este instrumento, dirigido a compañías que hayan suscrito contratos tanto con la Administración como con sociedades privadas

La financiación exclusivamente bancaria en forma de póliza de crédito ya forma parte del pasado. Y es que las empresas cada vez más tienen acceso a un amplio abanico de productos financieros que agilizan las transferencias de dinero entre clientes y proveedores, lo que contribuye a mejorar no sólo la gestión, sino también a hacer crecer su negocio. Entre estas soluciones se encuentra el «forfaiting», un instrumento para obtener recursos, que va dirigido a todas aquellas empresas que han suscrito un contrato de suministro, ejecución o mantenimiento, ya sea con las administraciones públicas o con cualquier compañía privada, el cual les va a generar unos ingresos recurrentes durante su periodo de vigencia. Bravo Capital, como «partner» financiero de las empresas españolas, que quiere acompañarlas en su proceso de expansión, pone a disposición de sus clientes esta fórmula que, además cuenta con el valor añadido de que no genera deuda financiera a la compañía que lo suscribe. El director general de Bravo Capital, José Luis Villafranca, explica cuáles son las ventajas de esta modalidad de financiación y qué empresas se pueden beneficiar de la misma.

Empresas a las que beneficia

«A cualquier compañía que tenga un contrato que genere unos ingresos recurrentes, constructoras, concesionarias, entidades deportivas, etc. Lo importante en este caso no es tanto la empresa, lo importante es el contrato a financiar».

Ventajas con respecto a otras formas de financiación

«El ‘‘forfaiting’’ ofrece ventajas muy interesantes respecto a los modelos de financiación tradicionales, ya que no genera deuda financiera a la compañía que lo suscribe; mejora sus ratios de balance; ofrece a las compañías una solución de financiación integral de todo el contrato; optimiza su gestión de tesorería; mejora sus costes de financiación, y cubre la financiación de todos los costes del contrato».

Diferencias con el «factoring»

«El ‘‘forfaiting’’ es una solución más integral. En el ‘‘factoring’’ tan sólo se cede uno o varios créditos comerciales concretos. Es una operación puntual. El ‘‘forfaiting’’ supone financiación completa e integral de un contrato, es decir nos hacemos cargo de la financiación cliente/proveedor, de todos los flujos de cobros/pagos que genere el citado contrato».

¿Por qué las empresas deben recurrir al «forfaiting»?

«Hay dos motivos principales: por un lado, es un instrumento que optimiza tanto la gestión de la tesorería asociada a un contrato como sus costes de financiación; y, por otro, minimiza el consumo de líneas de financiación».

Objetivos de Bravo Capital

«Nos hemos marcado ser el proveedor de referencia en el mercado para esta tipología de productos. Como siempre nuestro objetivo es que Bravo Capital sea percibido como el ‘‘partner’’ financiero que ayuda a las compañías a ser más eficientes, que ayuda a que sus negocios crezcan. Y para ello diseñamos productos ad-hoc, muy cercanos a las necesidades reales de nuestros clientes».

¿Qué es lo mejor para las empresas desde el punto de vista de la financiación?

«La mejor recomendación es que sean prudentes, que diversifiquen sus fuentes de financiación, y que no se dejen llevar por los mensajes actuales de bonanza del créditor».

¿Existe en los últimos meses una mayor demanda de las necesidades de financiación de las empresas?

«Sí, moderadamente. Las empresas están creciendo y necesitan más financiación de circulante».

¿Es el fenómeno de la financiación alternativa un proceso imparable?

«Como decimos habitualmente, la financiación alternativa es un proceso imparable porque es necesaria. Las empresas tienen que diversificar sus fuentes de financiación para que el desarrollo de su negocio no dependa de un único tipo de proveedor financiero».