Guindos: «Yo no soy quien para asesorar al presidente sobre mi relevo»

Asegura que su «sucesor o sucesora» lo tendrán más fácil.

Luis de Guindos, junto al comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.
Luis de Guindos, junto al comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) confirmaron hoy formalmente la elección del ministro español de Economía, Luis de Guindos, como futuro vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE).

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, afirmó este martes que su "sucesor o sucesora"en el cargo "va a tener un entorno bastante mejor, bastante más tranquilo".

Así lo indicó en una rueda de prensa que ofreció tras la reunión del Ecofin (Consejo de Ministros de Economía y Finanzas), que adoptó de manera formal la decisión de que De Guindos sea el elegido para ocupar la Vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE).

El titular de Economía aprovechó su última rueda de prensa tras una reunión del Ecofin para despedirse de los corresponsales españoles en Bruselas, momento en el que recordó los "momentos difíciles"vividos a principios de 2012. "Mi sucesor o sucesora, que dará la próxima rueda de prensa, va a tener un entorno bastante mejor, bastante más tranquilo", comentó de Guindos.

De Guindos reiteró que dimitirá como ministro de Economía en los próximos días, y que esta tarde, cuando vuelva a España, hablará con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En este sentido, quiso dejar claro que Rajoy y él están "absolutamente alineados"en lo que se refiere al calendario de su dimisión, algo que insistió será en los "próximos días, en un brevísimo plazo de tiempo".

Rajoy, comentó el ministro de Economía, tendrá que hacer un "ajuste en el Gobierno y yo no sé ni quien me va a sustituir ni él me ha pedido asesoramiento; yo no soy quién para asesorarle". Además, consideró que no tiene que apuntar nada sobre los "requisitos"que ha de tener el próximo ministro de Economía, "él o ella"dijo, y consideró que Rajoy "hará la elección correcta como siempre suele hacer".

Sí indicó que es necesario que la persona que ocupe la cartera de Economía entienda los "planteamientos de Bruselas, que las decisiones se toman por consenso y que vivimos un momento que no es malo y tenemos que aprovecharlo".

"CERRANDO HERIDAS"

El ministro puso en valor el cambio que ha vivido la economía española en los últimos años, para señalar que "vamos cerrando las heridas", aunque reconoció que "heridas no se han cerrado del todo".

Si la economía española siguiera creciendo los próximos dos o tres años alrededor del 2,5% las heridas podrán quedar "definitivamente curadas", aseguró De Guindos, quien destacó que "existen los mimbres para ello".

Pese a ello, comentó que España sigue "siendo vulnerable"debido a que la tasa de paro sigue siendo alta. Por el contrario, destacó como elementos positivos la competitividad de España en el sector exterior, la reducción del déficit y la caída de los costes de financiación.

En este sentido, se refirió al bono a 30 años que ha colocado el Tesoro Público, con una demanda que, señaló, se situó en el entorno de los 25.000 millones y con que se captó unos 5.000 millones de euros a un tipo del 2,75%.

CONFIRMADO POR EL ECOFIN

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) confirmaron hoy formalmente la elección del ministro español de Economía, Luis de Guindos, como futuro vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE).

"El consejo de Economía y Finanzas confirma su apoyo a Luis de Guindos como nominado a la vicepresidencia del BCE y emite una recomendación para que el Consejo Europeo decida el 22 de marzo", dijo el consejo.

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona debían formalizar hoy en el marco del Ecofin la elección que tomaron ayer por unanimidad en el Eurogrupo para que Guindos sustituya al portugués Vítor Constancio en el comité ejecutivo del emisor europeo a partir del 1 de junio.

De Guindos se hizo ayer con el cargo después de que Irlanda retirase la candidatura de su único rival, el gobernador del banco central de ese país, Philip Lane.