Actualidad

Heineken quiere convertir Sevilla en la capital cervecera del sur de Europa

La Cruzcampo será la estrella principal del nuevo espacio cervecero de la capital hispalense a partir de mayo de 2020. La multinacional holandesa destina 8 millones de euros a este proyecto

Más de un año después de que el Ayuntamiento hispalense cediese el emblemático edificio Palomar a la Fundación Cruzcampo, el proyecto que tiene como objetivo crear un espacio de innovación social con el que ofrecer una “experiencia cervecera” al público, se encuentra a tan solo a seis meses de convertirse en realidad.

Publicidad

Gracias a la inversión de Heineken, que roza los 8 millones de euros, este inmueble se ha ido transformando, con el transcurso del tiempo y el trabajo en equipo, en una fábrica multifuncional en la que, a partir de mayo de 2020, se desarrollarán diversas actividades como exposiciones, eventos culturales, sesiones de coworking y workshops, entre otras actividades dedicadas al encumbramiento del brebaje rubio.

La estructura de este solar augura bautizarse como un original universo que girará en torno a la estrella del mediodía sevillano, la Cruzcampo. Asimismo, presenta una constitución diáfana, como símbolo a su apertura y entrega a la ciudad que le dio vida. Subrayando, ante todo, el refuerzo de la oferta formativa, cultural y del impulso del talento y el empleo joven.

El objetivo principal de la recuperación de este lugar representativo en la arquitectura sevillana, se simplifica en la lucha ambiciosa por transformar a esta metrópolis en "la capital de la cerveza del sur de Europa", como admite la coordinadora de comunicación de Heineken, Cristina Ojeda.

Así, la vieja factoría por la que ya solo deambulaban los fantasmas del lúpulo pasado, se estrenará la futura primavera como el centro de la vida culinaria, cultural y cervecera de la Sevilla moderna.

Publicidad