La CE examinará a fondo el acuerdo de compra de E-Plus por Telefónica

La Comisión Europea (CE) ha abierto hoy una investigación a fondo sobre el acuerdo para vender a Telefónica la filial alemana de móviles de KPN, E-Plus, por considerar que podría violar las normas europeas sobre fusiones empresariales.

Bruselas cree que la operación puede tener consecuencias negativas en el sector de la telefonía móvil de Alemania al existir el riesgo de que reduzca la competencia en el mercado minorista, así como el acceso al mayorista, explicó la CE en un comunicado.

El Ejecutivo comunitario dispone ahora de 90 días hábiles para estudiar de forma pormenorizada el caso y decidir si autoriza o veta la transacción.

La Comisión teme el impacto que pueda tener la operación en el mercado alemán porque uniría a dos compañías, Telefónica y E-Plus, que ahora son competidoras y crearía un nuevo operador de tamaño similar a los dos más grandes, Deutsche Telekom y Vodafone.

El resultado de la transacción en los términos que está planteada en la actualidad eliminaría una fuerza competitiva importante y ejercería una presión competitiva significativa sobre los competidores restantes, señala Bruselas.

La CE también considera que tras la operación los restantes operadores de redes móviles podría tener menos incentivos para conceder el acceso a su red a los operadores de redes virtuales móviles (MVNO) y proveedores de servicios.

En este contexto, MVNO potenciales y existentes y los proveedores de servicios tendrían menos posibilidades de elección de las redes de acogida y menos poder de negociación, por tanto, su posición sería más débil de cara a obtener condiciones favorables de acceso mayorista.

En último lugar, apunta a que no se puede excluir que la reducción en el número de competidores tras la fusión aumente la probabilidad de que los operadores de redes móviles coordinen su comportamiento competitivo y aumenten los precios.

Los términos de la operación de compra los acordaron el pasado agosto compañías, a falta de autorización por parte de las autoridades de competencia, después de una ligera mejora con respecto a la oferta inicial de Telefónica en julio.

Según este acuerdo empresarial, Telefónica se haría con E-Plus por 8.550 millones de euros, de los que 5.000 millones serían una aportación en efectivo y el resto equivaldría a la valoración del 20,5 % de la operadora resultante que KPN mantendrá en su poder.