La fuga masiva de capitales empuja a BPA a la liquidación

Los clientes traspasan fondos a los otros bancos andorranos. Hacienda busca indicios de fraude fiscal en los 6.000 millones de euros que gestiona la entidad

Oficina de Banca Privada de Andorra (BPA) en Andorra la Vieja, capital del Principado
Oficina de Banca Privada de Andorra (BPA) en Andorra la Vieja, capital del Principado

Los nuevos administradores de Banco Madrid, designados por el Banco de España, han decidido solicitar el concurso voluntario de acreedores de la entidad financiera, según ha anunciado la entidad.

El escándalo de Banca Privada de Andorra (BPA) ha provocado una fuga masiva de capitales en la entidad, intervenida la semana pasada. Los clientes llevan cinco días cursando órdenes de retirada de fondos del banco para ingresarlos en cuentas del resto de firmas que operan en el Principado (AndBank, Grup Crèdit Andorrà. MoraBanc y BancSabadell d’Andorra). La situación es tan grave que a primera hora la entidad ha presentado el concurso voluntario de acreedores.

BPA se está descapitalizando «por minutos», apuntan las mismas fuentes, ya que la base de clientes de la entidad tiende a la desaparición tras el escándalo del supuesto blanqueo de capitales. De esta situación se van a beneficiar a partir de hoy los otros cuatro bancos del Principado, que serán el destino final de la mayor parte de los cerca de 6.000 millones de euros que gestiona el grupo.

La entidad levantará hoy las restricciones de operativa que limitaba a 30.000 euros la salida de efectivo y hasta 50.000 euros las transacciones internas entre bancos andorranos, por lo que las órdenes cursadas se realizarán ya de forma efectiva.

Dentro de la masa de clientes de BPA hay «muchos catalanes» con cuentas en la entidad de banca privada, asegura las mismas fuentes, y también están moviendo sus fondos hacia otros bancos del Principado. El Ministerio de Hacienda ha iniciado una investigación para detectar posibles movimientos anómalos de capitales en la entidad andorrana.

Desde que estalló el escándalo de BPA, los contactos del Banco de España, el Institut Nacional Andorrà de Finances (INAF), la Asociación de Bancos Andorranos (ABA) y el Tesoro de EE UU han sido constantes. Los reguladores andorranos, acostumbrados a jornadas tranquilas de trabajo, reconocen estar «desbordados» por la situación generada a raíz de la investigación.

Reuniones diarias

Las reuniones, prácticamente diarias, se han centrado tanto en la investigación judicial en colaboración con el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac), dependiente del Ministerio de Economía, como en el futuro de la entidad.

En este segundo aspecto, la decisión que han tomado las partes implicadas es que la entidad sea liquidada de forma ordenada. Ninguno de los otros cuatro bancos andorranos se ha mostrado dispuesto a quedarse con BPA, por lo que la disolución del banco con un esquema de protección de los 1.500 millones de euros en depósitos será la opción elegida.

Los nuevos gestores de BPA, Carles Salvadó Miras, Santiago Guillén Sánchez y Joan Quera Font, serán quienes dirigirán la liquidación de la entidad. Los fondos gestionados se repartirán entre los otros bancos andorrandos, se abonará la multa que decida imponer EE UU y se devolverán los depósitos a los clientes, previsiblemente el 100% del capital.

Mafias chinas y rusas

La crisis de BPA ya ha provocado la intervención de la entidad y de su filial madrileña, Banco Madrid, por parte del Gobierno de Andorra. El Ejecutivo que preside Antoni Martí también ha tramitado el arresto del consejero delegado (CEO), Joan Pau Miquel. Este último presuntamente colaboró con las redes criminales chinas y rusas en el proceso de blanqueo de capitales en el marco de operaciones como las famosas «Emperador» o «Clotilde».

La operación ha desencadenado la mayor crisis financiera de Andorra, una situación sin precedentes en el Principado que ha afectado también al conjunto del país, que ha visto cómo la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s (S&P) ha rebajado esta semana un grado su calificación, situándola en el escalón BBB (equivalente a un aprobado), informa Efe.

Ante la magnitud del escándalo de BPA, el presidente del Consell General de Andorra, Vicenç Mateu, y el jefe del Gobierno, Antoni Martí, se han apresurado a reivindicar la «buena imagen» del Principado y han lamentado que «en un país tan pequeño» como el suyo «los actos irresponsables de unos pueden malbaratar la buena reputación y el bienestar de toda la población».

Cronología de una intervención

9/3/2015

- Informe de EE UU

El Departamento del Tesoro de EE UU envía un informe, asegurando que BPA había colaborado en el blanqueo de capitales procedente del crimen.

10/3/2015

- Intervienen la entidad

El Instituto de Finanzas de Andorra interviene BPA. El Banco de España, dirigido por Luis María Linde, hace lo mismo con su filial en nuestro país, Banco Madrid.

11/3/2015

- Dimite el consejo

El consejo de Banco Madrid dimite en «bloque» para dejar actuar a los interventores que el Banco de España coloca para supervisar la entidad.

13/3/2015

- Denunciada por Sepblac

El Sepblac denuncia ante la Fiscalía a la entidad por indicios de que ha ayudado a blanquear capitales en España. La Policía detiene al CEO Joan Pau Miquel.