La Italia vacía paga para combatir la despoblación

La región de Molise pagará 700 euros al mes a los que se vayan a vivir a pueblos de menos de 2.000 habitantes y regenten un negocio al menos cinco años

La densidad de población de Italia es de algo menos de 200 habitantes por kilómetro cuadrado
La densidad de población de Italia es de algo menos de 200 habitantes por kilómetro cuadrado

La región de Molise pagará 700 euros al mes a los que se vayan a vivir a pueblos de menos de 2.000 habitantes y regenten un negocio al menos cinco años.

Primero fueron las casas a un euro. Hace algunos años el pueblo siciliano de Salemi puso a la venta por este precio varios inmuebles en estado de abandono que se ubicaban en un centro histórico también desasistido. El trato consistía en que el comprador debía rehabilitarlos y así volver a dar vida a la población. El experimento en Salemi no salió demasiado bien, pero la noticia se difundió de tal forma que una red de municipios de toda Italia se sumó al proyecto.

El país transalpino daba así vivienda gratis a quien quisiera habitar las zonas despobladas, aunque ahora ha ido más allá y una región pagará incluso 700 euros mensuales por esta misma razón. La medida se ha bautizado como «renta de residencia activa» y estipula esta paga de 700 euros al mes a quien se vaya a vivir a una localidad con menos de 2.000 habitantes y regente un negocio al menos durante cinco años. Entró en vigor el pasado 16 de septiembre en la región de Molise, donde un centenar de municipios de un total de 136 no llegan a los 2.000 vecinos.

Molise, en el centro de la península italiana, es una de las zonas más desprotegidas, con un paro juvenil del 47% y un PIB per cápita de unos 19.600 euros, a la cola del país. El presidente del Consejo Regional de Molise, Donato Toma, explica al teléfono que «cerca de medio centenar de municipios no tienen los servicios más básicos, como una farmacia o una tienda de alimentación». Algunos se encuentran cerca de otras localidades más grandes y más equipadas, por lo que dependen de ellas para subsistir. «El objetivo es rehabilitar al menos 40 o 50 de estos pueblos para dar de nuevo vitalidad a nuestra región. La tasa de emigración hacia el norte siempre ha sido muy alta, pero confiamos en que esta serie de medidas nos ayudarán a crecer juntos», añade.

Toma también precisa que el presupuesto total, que ha sido autorizado por el Gobierno italiano, alcanza un millón de euros. De modo que, según sus cálculos, la renta sólo se podrá otorgar a unos 40 emprendedores en los próximos tres años. «Haremos este experimento durante un año y después habrá que ver los resultados», sostiene.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística italiano, Italia tiene una densidad de población de algo más de 200 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que es más del doble que España. Ambos países cuentan aproximadamente con 8.000 municipios, aunque en Italia viven 60 millones de personas en una superficie equivalente a tres quintos de la española, donde residen unos 47 millones de habitantes. No existe un criterio claro, ya que la mayor densidad de población está en Campania (en el empobrecido sur), seguida de Lombardía (una de las regiones ricas del norte). Sin embargo, el centro de la península, como los Abruzzo, Molise o Basilicata, atravesada por los Apeninos y con una actividad industrial casi inexistente, sí que componen esa Italia vacía.