La OCDE advierte sobre la desigualdad y la ineficiencia en Latinoamérica

El organismo internacional calcula que la disparidad en el reparto de la riqueza es un 65% superior que en el resto de países desarrollados

Clase de alumnos en México.
Clase de alumnos en México.

No es ni el primer ni el último informe en el que la OCDE pone el foco sobre los dos principales lastres para el crecimiento de América Latina: unos niveles de desigualdad inaceptables y una productividad muy deficiente. Según la organización, las diferencias entre las rentas más altas y las más bajas en los países del sur de América son un 65% mayores que en el resto de países desarrollados, un 36% que en las potencias asiáticas y hasta un 18% superiores respecto al África subsahariana. Además, la OCDE advierte de que los ciudadanos latinoamericanos trabajan más horas que el resto de los países en media, a pesar de que los resultados no reflejan un mayor nivel de eficiencia.

La organización insiste en la urgencia de abordar ambos problemas para poder reducir la brecha en el nivel de vida de la población. Una situación exterior poco favorable, liderada por la crisis de un mercado clave para la economía sudamericana como es el chino, no exime a estos países de acometer las necesarias reformas estructurales que hagan posible un crecimiento sostenible en el tiempo.